Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El sueño de la casa propia

En noviembre el Programa de Vivienda Sindical (PVS) cumple diez años y la Federación del Programa Vivienda Sindical (FPVS) cuatro.
0
212

Según los responsables del programa se han conformado hasta el momento 252 cooperativas, de las cuales 129 están con el préstamo otorgado, 89 están en obra y 14 ya están habitadas. En 2019 cerraron el año con 534 viviendas construidas y este año tenían pensado construir 500; a pesar de los tiempos que ha impuesto la pandemia, confían que el plan se concrete. El PVS tiene alcance nacional, se han constituido cooperativas en los 19 departamentos del país, estas son de propietarios, de ayuda mutua y de ahorro previo. Ya pasaron 10 mil familias por el programa y actualmente están en proceso de conformación 50 cooperativas.

Jorge Díaz, está desde el inicio y hoy es el presidente de la FPVS. En conversación con EL POPULAR valoró que el programa hoy sea una realidad: “todos lo ven y nosotros seguimos para adelante, tenemos para armar más proyectos, tenemos convenios con la Intendencia de Montevideo” dijo y agregó “nuestro objetivo es entregar lo antes posible más y más viviendas”.

El sábado 15 se inauguró en Maroñas un edificio de 24 apartamentos, el presidente señaló que la idea es conseguir terrenos chicos y ganar en altura.

El presidente de la Federación contó que para las familias es muy emocionante cumplir el sueño de una casa propia, recordó a una mujer en Paysandú que vivía en una pieza muy chica de 4 x 3, sin las condiciones mínimas para vivir con su pareja e hijos y que no podían creer cuando conocieron y habitaron la casa. “Los propietarios pagan $1.800 o $2.000 por mes, cuando antes pagaban $12.000 o $15.000 en otros lugares”, destacó Díaz.

“Estos son procesos largos, cuando se organiza la cooperativa nosotros le decimos que hay que proyectarse de acá a cuatro años más o menos, y aunque te lleve un tiempo considerable es muy gratificante obtener la casa”, indicó el presidente de la FPVS.

El proceso consiste en primer lugar obtener el préstamo, luego en la construcción del complejo y la organización permanente de la cooperativa que sigue funcionando luego de que se habitan las casas. Hay diferentes sistemas, con diferentes costos, según el poder adquisitivo de cada uno y el sistema que elija la cooperativa.

Díaz valoró que el programa demanda mucho trabajo y es aún más el que les queda por hacer, “el déficit habitacional es muy grande en nuestro país, cuando comenzamos con el programa pensamos que se anotarían 100 cooperativas pero al poco tiempo teníamos casi 200,”, comentó.

En Maroñas

Para Mauricio Covino, secretario de la recién inaugurada Cooperativa de Maroñas  “fue una jornada emocionante, después de años de esfuerzo y sacrificio”, “la cooperativa es eso: mucho sacrificio”, destacó. El cooperativista contó que llegaron con los tiempos justos ya que tenían 28 meses para la construcción de la obra y estaban en el límite, pandemia de por medio. “Llegamos con los tiempos bien justos con lágrimas en los ojos, nos faltaría el agua y la luz definitiva y ya estaría. Para fin de mes podríamos habitarla”, señaló.

También valoró que están “muy contentos” con el PVS y que aprovecharon el día de la inauguración, dónde estuvieron la Ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial Irene Moreira y el secretario general del PIT-CNT Marcelo Abdala para “alzar la voz” y pedir a las autoridades “que el programa siga, sabemos que hay muchos proyectos parados, esto implica a muchas familias que están esperando que salga el préstamo y se hagan los sorteos. Apoyamos a esas familias para que puedan cumplir sus sueños, ese fue el grito que quisimos dar, que apoyamos las viviendas sindicales y esto tiene que seguir” declaró. El programa pasó por un juicio por supuesta corrupción, sufrió un gran desprestigio donde el PIT-CNT y varios des sus dirigentes fueron acusados de quedarse con dinero. Nada de esto pudo ser comprobado y las acusaciones fueron desestimadas, el PVS ganó el juicio.

El secretario del complejo recién inaugurado reflexionó que si bien «se sabe» que «este fue un año muy difícil» el recorte «no puede estar en las partes más vulnerables de la sociedad».

La cooperativa está compuesta por 8 torres de tres pisos, hecha con moldes metálicos y hormigón armado, «es un sistema bastante nuevo, es más rápido ahorra tiempo y dinero», comentó Covino. Son apartamentos de 2, 3 y cuatro dormitorios está compuesta por 24 familias.

Comentarios cerrados.