“Las mujeres siempre estuvimos en las calles, siempre luchamos por los derechos”

En el programa de hoy de La Mecha, que se emite todos los lunes de 12 a 13 horas por CX 1330 AM, Tatiana Antúnez, militante sindical y feminista, se refirió a la historia del 8M y cómo se convierte en un día histórico de lucha por los derechos de las mujeres.

Antúnez señaló que “si bien es invisible en los libros de historia, hemos logrado que hablen de nosotras en diferentes fuentes y con diferentes perspectivas, en la Antigua Grecia las mujeres hicieron una huelga contra las guerras de entonces, ya era llamativo que las mujeres se organizaran.

Más adelante podemos hablar de la Revolución Francesa, donde se promovía la libertad, la igualdad y la fraternidad y se elaboró una Declaración de los del Hombre y del Ciudadano que de alguna manera omitía a las mujeres que estaban peleando por el derecho al voto, hablamos de derechos civiles y políticos”.

“En Estados Unidos, Angela Davis, nos ilustra con cómo se daban disputas en torno a la discusión de la votación del sugragio femenino y cómo muchas mujeres blancas se oponían al voto porque si hablaban del voto de las mujeres negras, también se involucraba el voto de los hombres negros, lo que generaba polémicas en el marco de la interna de las discusiones de las sufragistas de entonces, algunas vinculadas al supremacismo blanco”, indicó.

Hoy se vivencia “un 8M diferente pero con carga de historia, tampoco podemos omitir lo que fue la Revolución Rusa, hoy vivimos en Europa del Este un momento conflictivo, eran las mujeres en momentos de guerra las que reivindicaban el pan, la paz y afuera el zar, en un territorio totalmente empobrecido, con hijos, padres, hombres en general que iban a las guerras, las mujeres sostenían la vida”, enfatizó Antúnez.

La ONU institucionalizó el Día de la Mujer Trabajadora, que conmemora la muerte de las mujeres quemadas en la fábrica textil Cotton de Nueva York, quienes “peleaban por una jornada de trabajo de diez horas, iguales remuneraciones, las brechas salariales a lo largo de la historia han sido parte de nuestras reivindicaciones como mujeres porque ganamos menos que los hombres en general. Se planteaba también la necesidad de espacios para amamantar, actualmente en Uruguay tenemos una ley que aborda el tema, existe porque en algún momento se buscó promover estos derechos. Ha habido retrocesos en cuanto a derechos en general que también hoy nos llevan a parar pero también a reflexionar sobre qué es lo que nos pasa a las mujeres en Uruguay”, sostuvo.

Asimismo, puntualizó que “el movimiento feminista tiene una diversidad enorme, existen posiciones diferentes en cuanto a la defensa de los derechos de las mujeres y prácticas diferentes, en ese sentido, algunas tenemos un posicionamiento y tratamos de tener una práctica que va en consecuencia con eso.

Desde 2017 se realiza el Paro Internacional de Mujeres, una acción que surgió a nivel mundial como respuesta a “la violencia basada en género y los femicidios, temas que generan preocupación a nivel mundial, el hecho de que nos maten por el hecho de ser mujeres y las relaciones que se dan, surge este paro que en cada país toma características diferentes”, explicó Antúnez.

“En Uruguay tenemos una tradición unitaria, tenemos una Central Única de Trabajadores y Trabajadoras. La central sindical entendió en 2017 entendió que había que tomar medidas en torno a esta fecha producto del empuje de las mujeres que somos parte del movimiento sindical, de ahí en adelante se discute la forma y cómo se considera este día. Traemos una historia muy larga, también muy invisible, las reivindicaciones del pasado siguen siendo las reivindicaciones del presente, más allá de que se ha podido avanzar porque la lucha existe y en muchos espacios se ha avanzado en generar políticas públicas con sensibilidad específica y transversalizadas por la perspectiva de género”, señaló Antúnez.

“En ese sentido hemos podido generar avances, las movilizaciones de mujeres y disidencias cada vez son más masivas, más allá de las movidas que surgen en torno a femicidios y violaciones grupales que hoy cobran una visibilidad importante”.

“Las mujeres siempre estuvimos en las calles, siempre luchamos por los derechos específicos que nos unen como mujeres y por la defensa de la democracia en tiempos de dictadura, hemos sido artífices y protagonistas de un montón de movilizaciones y encuentros que tienden a generar mayores niveles de justicia e igualdad para la sociedad toda”, afirmó.

“Hemos tratado de visibilizar mujeres en el movimiento sindical, sabemos que hay y hubo mujeres allí, nos cuesta encontrar esa historia, estamos reconstruyendo nuestra historia mientras somos parte y traemos lo que otras mujeres han dejado como legado.

Creo que lo más importante del momento que estamos viviendo en particular nos encuentra muy movilizadas, estamos las mujeres en masa, toda esta movida llegó para quedarse, las mujeres que mueren quemadas en la fábrica mueren luchando por derechos que reivindicamos hasta el día de hoy, las discusiones son prácticamente las mismas, a igual tarea, igual salario, y a las salas de amamantar, por ejemplo”, indicó.

“Hoy se ve un movimiento de masas, a raíz del Paro Internacional de Mujeres tenemos discusiones en por qué tiene que ser un paro solo de mujeres, pero me parece que ayuda a construir visiones cada vez más avanzadas, hoy el feminismo ha vuelto a tener una presencia de masas, esto cambia la situación”, consideró.

 “Este paro en particular, es a nivel productivo, las mujeres que percibimos un salario y trabajamos en la esfera de lo productivo, pero también es un paro doméstico para aquellas mujeres que realizan tareas específicas no remuneradas, que las realizamos todas pero en el marco de las relaciones entre hombres y mujeres están distribuidas de manera desigual.

El movimiento sindical viene dando la discusión en torno a comprender por qué muchas de nosotras pensamos que debe ser un paro exclusivamente de mujeres, se da sanamente, hay estructuras de desigualdad y lógicas machistas, se ha avanzado, la lucha feminista ha sido fundamental que las mujeres hayan salido a cuestionar la representación política en el mundo, hasta 2019 según Naciones Unidas solo el 25% de los cargos parlamentarios eran ocupados por mujeres, hoy se habla de cuotas y paridad”, enfatizó Antúnez.

“En cuanto a las brechas salariales, si las tendencias se mantienen va a ser difícil que esta situación se revierta. 2700 millones de mujeres no pueden acceder a los mismos cargos que los hombres a nivel mundial, son cifras que nos preocupan, estamos en esas mismas luchas, pero hemos avanzado un montón, que se hable de cuotas, paridad y se apliquen normas que lo estructuren es importante, no es lo mismo no tener políticas públicas a tenerlas, lo que implica que los gobiernos pongan de su parte, ya que no hay una ley que sirva si no se vierten recursos para que se aplique. No hay una política de cuidados adecuada si no se aplican recursos para que exista”, aseguró.

“El PIT-CNT para el 8 de marzo desde 2017 por diferentes razones, pero se considera que el Día Internacional de la Mujer Trabajadora es un día en el que se van a tomar acciones al respecto.

En el marco del trabajo hacia el referéndum del 27 de marzo, se va a hacer una bajada específica sobre cómo afecta a las mujeres la Ley de Urgente Consideración, la pobreza tiene cara de mujer, de niños y niñas, es imposible leer la LUC sin perspectiva de género,  cuando hablamos de desalojos express, de la protección de las mujeres que denuncian, de las adopciones, de los derechos laborales, es imposible no ver esto con perspectiva de género”, afirmó Antúnez.

“Si decimos que existen desigualdades tanto en el trabajo como en la casa, si decimos que la pobreza tiene cara de mujer y niño, efectivamente esto va a repercutir sobre las mujeres”, enfatizó.

Asimismo, Antúnez manifestó su preocupación por “el cambio de proyecto en el cual nos estamos parando, ¿cuáles son las ideas  que impulsan la LUC? Es preocupante que tengamos que estar ejemplificando, cómo puede afectar un desalojo express a una mujer jefa de hogar, lo que importa es lo que genera y el impacto de esta ley sobre un proyecto de país que buscaba atender las necesidades de la gente y que hoy una LUC en cuanto a las urgencias y las necesidades de la gente, tiene poco en su contenido. El movimiento sindical ha definido posicionarse sobre esto”.

“Va a haber actividades durante el día en torno a la campaña hacia el referéndum, pero se va a ir a la marcha como se va desde 2017 sin avasallar a nadie, respetando que es el día de todas las mujeres y que todas las mujeres tenemos algo para decir y seguramente todas tenemos reivindicaciones para plantear ese día”, finalizó.

Moriana Alberro

Compartí este artículo
Temas