“Presentan como un acuerdo lo que no lo es”

El PIT-CNT y su estrategia de defensa del salario y el trabajo.
0
224

Por Victoria Alfaro

Culminó una etapa de la negociación en el Consejo Superior Tripartito, con avances en torno a prorrogas en los seguro de paro y un ámbito de diálogo para defender al empleo, pero con una fórmula salarial planteada por el Poder Ejecutivo que implica rebaja salarial. El PIT-CNT analizará esta situación, más la LUC, más el presupuesto y la táctica para enfrentarlo, incluyendo una movilización para el 30 de julio.

EL POPULAR dialogó con el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, sobre la situación actual del movimiento sindical y la apertura de los consejos de salarios en medio de una crisis sin precedentes.

“Definimos nuestra participación en el Consejo Superior Tripartito (CST) en función de una orientación más general”, explicó Abdala.

“Enfrentados al ajuste del gran capital, establecimos una estrategia de ampliar el marco de alianzas del PIT-CNT. Otra línea de trabajo, es la promoción de la más amplia movilización de las trabajadoras y los trabajadores. La central es responsable, en tres meses, de cuatro grandes acciones de masas como no las hubo en todo el mundo”, recordó.

“En tercer lugar y aquí vamos ingresando en el CST, en tiempos de aumento inesperado, a ritmo de vértigo, del ejercito industrial de reserva o masa de desocupados, definimos una línea que tiene que ver con defender de manera integral el trabajo y el salario”, afirmó.

“Es notorio que en el capitalismo, cuando de la noche a la mañana hay 200 mil trabajadores en el seguro de paro y 100 mil más que están desocupados, o desestimulados de participar en el mercado de trabajo, ello tiende a ser un estímulo a la rebaja salarial o por lo menos a achicar las expectativas salariales de la clase trabajadora”, analizó Abdala.

“No por una decisión subjetiva del movimiento sindical, sino porque así funciona el sistema capitalista. En ese cuadro, nosotros en el CST en primer lugar, planteamos la prórroga de los convenios. Esto fue inmediatamente rechazado por el gobierno y las patronales”, recordó.

“Acto seguido, nos paramos en una estrategia de ubicar propuestas en defensa del trabajo y del poder de compra del salario real, tratando de arrimarnos lo más posible al 100% del Índice de Precio del Consumo (IPC). Hay que tener en cuenta dos elementos, que en caso contrario no permiten una correcta valoración sobre el resultado del CST. La primera, es que las patronales pensaron en un período puente con una rebaja abierta y descarada del salario real es decir sin ningún tipo de ajuste: la nada desde el 1° de julio hasta el 30 de junio del 2021 y además plantearon el derecho a despedir libremente a los trabajadores. De manera explícita, la patronal planteó que la rebaja del salario no fuera solamente en función de no cargar ajustes (o sea a medida que va creciendo la inflación se va deteriorando el salario real), sino la libertad de ajustar a la baja los salarios nominales, una rebaja absoluta para mantener el trabajo”, explicó.

“Obviamente que la delegación de la parte trabajadora en el CST estuvo en contra de esta posición. Pero también es cierto, que en las propuestas del Poder Ejecutivo, en los planteos de carácter inicial, hasta se ponían en tela de juicio los correctivos de los convenios anteriores”, recordó Abdala.

“Es decir, el Poder Ejecutivo arrancó con planteos que no establecían cosas concretas en la defensa del trabajo y con propuestas aún más extremas de achicamiento del salario real”, afirmó.

“En ese cuadro es que participó la delegación de la parte trabajadora. Aquí no hay un acuerdo en el Consejo Superior Tripartito, lo que se puso en tela de juicio abierto a las observaciones de las partes, son los criterios del Poder Ejecutivo”, afirmó.

“Es bien importante que la gente sepa, que en el Consejo Superior Tripartito, no se hacen convenios colectivos. Lo digo, también, porque la gran prensa presenta lo que paso en el CST como un acuerdo, cuando no lo es. Ahí lo que hay es un acta de constancia de lo que han planteado las partes. En ese contexto, en la Mesa Representativa, aprobamos una valoración que considera positivas las herramientas mencionadas para evitar la desvinculación de los trabajadores con las empresas, y en segundo lugar ve como positiva la perspectiva de ubicar una negociación especial para crear puestos de trabajo. Entre otras cosas porque ese fue el planteo del PIT-CNT, que un ámbito conectado con el CST se constituya en un diálogo social por el empleo, ya que para el conjunto de la clase, el trabajo pasa a ser una cuestión prioritaria”, explicó.

“Podríamos decir que en este sentido tuvimos avances, porque se crea el diálogo social por el empleo, y una cuestión que es más importante, que tiene que ver con un criterio de flexibilidad a la hora de considerar las posibles prórrogas de los seguros de paro, esto es fundamental. Hay que saber que un trabajador que está en el seguro de paro cuando se le vencen los cuatro meses se abren dos caminos: es reintegrado o tiene para cobrar la indemnización por despido”, advirtió Abdala.

“La prórroga en los seguros de paro puede estirar la situación manteniendo los vínculos de los trabajadores con las empresas. Esto puede significar millones de dólares en un esfuerzo por mantener el empleo. Nosotros valoramos este aspecto de manera positiva”, reafirmó.
En referencia a los aspectos salariales el secretario general de la central obrera explicó que la delegación sindical dejó una constancia “reconociendo que hubo movimientos del Poder Ejecutivo que llevó algunas propuestas del PIT-CNT, en particular una ponderación mínima de los salarios más sumergidos”.

Además “el hecho de que si tenemos la certeza de que en este período puente, en los criterios del Poder Ejecutivo, no en los resultados de la negociación, los trabajadores tendrán un deterioro equivalente a lo que caiga el PBI en el año 2020. Allí se ubica la perspectiva que ni bien el PBI comience a crecer los trabajadores tendrán recuperación de los puntos del IPC que eventualmente estén perdiendo este año, esos elementos fueron planteados por el PIT-CNT. De todas formas se considera en el acta que los componentes salariales son globalmente insuficientes”.

“Defiendo lo actuado por la central en línea con la resolución adoptada en la Mesa Representativa. Ahora en la negociación que se abre de los consejos madre de salarios, cada organización debe ver si existen posibilidades de mejorar y de acordar formas de acuerdo de transición, que lleve la cosa hasta el 30 de junio del 2021”, contó.

“Una valoración más que creo que es central, en medio de toda esta situación. En las reuniones de redacción del acta la delegación patronal había planteado eliminar los beneficios establecidos con fecha de finalización de los convenios colectivos anteriores. Esto no había sido planteado por el Poder Ejecutivo y el movimiento sindical si planteó que los beneficios permanecieran. Aquí es importante destacar que la delegación patronal insistió en ubicar esta cuestión, que obviamente agravaba la situación. Luego desistieron, esto no se explica sin el papel del PIT-CNT y de las movilizaciones que se desarrollaron en estos tres meses”, apuntó.

Abdala contó que este viernes (por hoy) se reúne la Mesa Representativa Nacional ampliada del PIT-CNT y allí “aparece la necesidad de un balance táctico desde el punto de vista de la importancia de la presencia de trabajadores en las movilizaciones desarrolladas”.

“También analizar el marco de alianzas que se están manejando en el PIT-CNT y la perspectiva de cómo nos enfrentamos a la Ley de Urgente Consideración (LUC), desde nuestro punto de vista antidemocrática. Además cómo nos aprestamos a la batalla por el Presupuesto Nacional, en particular es central el presupuesto educativo y científico. Vamos a tener planteos importantes”, añadió.

En este marco también aparece la “posibilidad de una gran acción para el 30 de julio junto a la Intersocial. Se abre una discusión de cómo defendemos los derechos integrales del conjunto de la clase trabajadora, acumulando fuerzas para enfrentarnos a la LUC, defender el trabajo, los ingresos de los trabajadores y los jubilados, acumular fuerzas para retomar la iniciativa programática e histórica”.