Un Presupuesto con viejas recetas

Ana Olivera: “El Presupuesto plantea la reducción de la responsabilidad del Estado”.
0
64

Por Victoria Alfaro

La diputada de la 1001, Unidad para los Cambios y el Frente Amplio, Ana Olivera, conversó con EL POPULAR sobre el intenso periplo que han tenido en torno a la discusión parlamentaria sobre el Presupuesto Nacional a estudio del Poder Legislativo. Lo calificó de improvisado en varios de sus artículos, consecuente con el ajuste fiscal y responsable del achique del Estado. La motosierra en su máximo esplendor.

“La primer reflexión es que esto recién empieza. Si bien llevamos más de 30 días de discusión del Presupuesto, entre todas las instancias recién el domingo comienza el debate en el Plenario de Diputados, y después pasa al Senado, es decir que todavía no está dicha la última palabra”, afirmó la legisladora. “Lo digo porque hay aspectos que sin lugar a dudas van a ser rechazados por el movimiento sindical y por las organizaciones sociales”, añadió.

La previa

“Hubo un planteo desde la campaña electoral enfocado en el déficit fiscal. O sea, la reducción del déficit fiscal es el centro del Presupuesto, y no como lo plantea el gobierno diciendo que en el centro están las personas”, ironizó Olivera.
“Luego de la campaña electoral, vino la Ley de Urgente Consideración (LUC), donde también se plantea la regla fiscal, donde no se termina de entender cuál es la metodología. Simultáneamente con eso vienen una serie de modificaciones con decretos que apuntan claramente a la reducción del Estado, bajar la incidencia del Estado en favor de lo privado, expresados, por ejemplo, en las reformas que se producen a nivel de la Educación”, manifestó.
“Algunas se lograron retirar de la LUC pero vuelven sistemáticamente a través de las empresas públicas, y luego de esto viene la Rendición de Cuentas, dónde se pretende implantar la idea del despilfarro durante los 15 años del gobierno del Frente Amplio. Ese supuesto gran despilfarro es lo que justifica la política de achique, del recorte, de eso que llaman eficiencia”, apuntó.
“Para ellos la campaña electoral no ha terminado, por eso ese marketing permanente que engloba las medidas que van tomando día tras día. Por lo tanto tenemos que tomar esto como una estrategia mucho más acabada, más allá que en la presentación del Presupuesto vemos incertidumbre e improvisación. En la Comisión terminamos en la madrugada de hoy (jueves) a las tres de la mañana, con sustitutivos a la una de la mañana que decían de donde iban a sacar la plata para unas pocas reasignaciones que se hicieron. Son los artículos aditivos presentados que tampoco implican un incremento presupuestal, sale del propio presupuesto definido en otros lugares. Al decir de nuestros asesores, es un lindo dibujo que va a implicar refuerzos de rubro porque se saca de la Administración Central para fortalecer la UDELAR, la Universidad Tecnológica, o del MEC para el Clemente Estable. Además se crean tres juzgados vinculados con la violencia basada en género con una reasignación de una bolsa de sentencias”, contó.
“Estos temas estuvieron presentados al final de una extensa jornada y obviamente nos quedó claro que había mucha discusión interna, porque hubo muchísimos cuartos intermedios, no pedidos por nosotros, sino por la coalición de gobierno, para lograr la presentación de estos artículos, que definían de dónde salían los recursos que se iban a asignar para dar cumplimiento a alguno de los reclamos”, explicó la diputad de la 1001.

Falta de transparencia

“Si tenemos que caracterizar este presupuesto, primero que nada tiene una enorme incertidumbre y bajo la apariencia de transparencia, una enorme falta de la misma. Porque si una no puede saber cuáles son los supuestos desde donde se trabaja, para afirmar sobre posibles reactivaciones económicas en el país, al final del quinquenio con una recuperación salarial (cuando ya sabemos que hay pérdidas), bueno ahí no hay transparencia”, precisó.
“Si se toma en cuenta el mensaje presupuestal, encontramos grandes palabras: “transparencia”, “libertad”, “en el centro están las personas”. Todas planteadas de forma permanente, “eficiencia y eficacia” para hablar de los recortes, “reasignación del gasto”, “mejora del gasto”, dijo.
“Esas mismas palabras aparecen en la LUC, pero adentro están las viejas recetas. ¿Cómo vamos a plantear que va a haber un incremento del consumo interno como una de las premisas del crecimiento del país, cuando todos los aspectos que determinan el crecimiento de la mejora del consumo interno van a estar a la baja?” se preguntó.
“Que quiero decir con van a estar a la baja, quiero decir que en enero del año que viene los trabajadores públicos van a tener un 5% de pérdida del salario real, mientras los trabajadores privados en la misma fecha también van a tener pérdida del salario real”, explicó.
“Por lo tanto, el Índice Medio de Salarios, que es por el que ajustan las jubilaciones, también va a sufrir una pérdida de ingreso real. Entonces, si el mercado interno se reactiva a partir del mundo del trabajo y del consumo de la sociedad, no es posible porque la mayoría de la sociedad va a tener menos ingresos y no podrán ser el motor de ese consumo interno”, añadió.
“Hay un montón de gente que sigue en el seguro de desempleo y hay pérdida de puestos de trabajo. Por eso la central sindical ha puesto mucho acento en el debate de los puestos de trabajo. El gobierno no es consistente, porque mientras la Ministra de Economía y Finanzas dice que habrá un crecimiento de 50 mil puestos de trabajo, el Ministerio de Trabajo indica que el crecimiento de trabajo será lento y paulatino. El ministro (Pablo Mieres) fue consultado sobre si tenía una proyección de la recuperación de los puestos de trabajo y dijo que no se podía, porque no tenía “los elementos para hacerlo” (textual de las actas)”, contó la diputada.

Ausencia de medidas

“Vemos mucha falta de políticas de Estado, por ejemplo, la inversión turística es mucho más que la llegada de los turistas. Es la hotelería, las agencias de turismo, que son los sectores que están mayoritariamente en el seguro de desempleo. Van a tener muchísimos meses de seguro de desempleo por delante, y tienen una fuerte incertidumbre sobre la recuperación de los puestos laborales”, explicó.
“¿Dónde están las medidas que favorecen a la pequeña y mediana empresa? No están, entonces, ¿cómo pueden plantear y mostrar que el crecimiento que vamos a tener en puestos de trabajo es de 50 mil el año que viene?”, inquirió.
“Muestran un crecimiento de la demanda interna difícil de explicar, con un sector público que recorta el gasto en funcionamiento, acorta la inversión pública y limita las remuneraciones de sus trabajadores. En segundo lugar, mientras tienes un gran problema en lo privado para la reactivación de la economía, en lo público (además de la reducción salarial), estás planteando no llenar esas vacantes”, agregó.
“¿Cómo piensas que vas a reactivar la economía de esta manera? En segundo lugar, áreas que generan puestos de trabajo, las estás eliminando casi que del todo como, por ejemplo, el Sistema de Cuidados, que generó 7.000 puestos de trabajo. No son solo los asistentes personales, son los jardines, los centros CAIF, los centros de cuidados, los centros entre sindicatos y empresas, es decir, todo eso dejará de existir”, denunció.
“Hay cosas que son conceptuales y se trasladan en las políticas que se llevan adelante. Hoy no hay solicitudes para los asistentes personales, ni se realiza la capacitación de los mismos. Es decir, va a ir decreciendo la cantidad de personas que tienen asistentes personales, van a ir dejando gente en la calle”, afirmó Olivera.

Estado en decadencia

La diputada explicó que “si no lo traducimos de esta manera la gente no se da cuenta que el presupuesto tiene que ver con la vida de cada uno en diferentes áreas. En cada uno de los lugares que hemos visto en este presupuesto, vamos viendo puntitas que te van mostrando el achique, no solamente del Estado como tal, sino también de cómo se posiciona con sus responsabilidades, como Estado frente a la ciudadanía, se saca responsabilidades”.
“Por ejemplo, en uno de los artículos que apareció ayer de golpe, que lo había anunciado el ministro, se le saca responsabilidades al Estado. Se dice que el monopolio de combustibles, “no regirá para la importación, comercialización y exportación de combustibles derivados del petróleo, con destino de abastecer buques o aeronaves del servicio comercial de transporte de cargas o pasajeros”. Allí mismo el compañero Alejandro Sánchez explicó que este artículo significaba que el 25% de las ventas de DUCSA se iba a perder, porque ese 25% de las ventas son para abastecer los aeropuertos. Allí la oposición retiró el artículo, cuando volvió solamente figuraban los buques. O sea, con este proyecto se permite que ANCAP alquile infraestructura, y además se autoriza a que se elimine el monopolio en la importación, comercialización y exportación de combustible derivado del petróleo con destino a los buques”, denunció Olivera.
“¿Cómo vas a traer un artículo de este porte, sin que haya sido discutido previamente? Aquí es donde te das cuenta que no es solamente el achique de los trabajadores, sino también el achique del rol del Estado en beneficio de los privados. De estas cosas tenemos que hablar, porque además lo blindan, porque algo que está puesto en una Ley de Presupuesto no puede ser llevado a referéndum o plebiscito”, recordó la legisladora.
“Vamos a tener que ir analizando las diferentes secciones, para que la sociedad en su conjunto se dé cuenta que el presupuesto tiene que ver con su vida personal. Cuánto influye en los diferentes sectores de la vida, cuando alertamos sobre la venta de inmuebles, uno de los artículos habilita a vender los inmuebles estatales que el Estado estime que son prescindibles. Allí quisimos agregar un artículo que proteja lo patrimonial. Cuando le preguntamos al Ministro de Industria dijo que el Dique Mauá está en el paquete, y afirmó que tienen una serie de edificios que quieren vender, porque con eso se van a construir una nueva Sede del Ministerio. No lo estoy inventando, está en las actas. Él estaba convencido de que se podía hacer”, afirmó.

Falta de diálogo

“No puedo dejar de hablar de la Unidad Alimentaria Metropolitana (UAM), presentaron una serie de artículos, donde en un proyecto de muchos años de la Intendencia de Montevideo, donde nadie se preocupó, solamente la intendencia, ahora se preocupan. En el momento que construimos una obra maravillosa, cuando se han invertido millones de dólares, vienen con una cantidad de artículos que se lo quita a la Intendencia”, afirmó quien fuera intendenta de Montevideo.
“Vienen con un discurso de que linda la UAM que ha hecho la Intendencia, pero en Montevideo tienen que darse cuenta que el tema de la granja es de todo el país, por lo tanto tiene que hacerse cargo el Poder Ejecutivo. Pero, ¿en qué momento lo discutiste con la Intendencia, en qué momento te sentaste a conversar de este tema con la Intendencia?”, preguntó.
Por otra parte, mientras existe una emergencia con los femicidios, se le saca jerarquía a “las políticas vinculadas con la atención a la violencia basada en género. Aquella División que podía transversalizar todo, pasa a ser una Dirección, una Dirección que, hasta desde el punto de vista salarial, tiene menos salario que la Dirección que se ocupa de los temas relacionados al abigeato”, explicó.
“En su momento se lo planteamos al Ministro y dijo: si eso es así vamos a revisarlo, no vino ninguna revisión. Ojalá se pueda revisar o en el plenario o en el Senado, pero claramente muestra lo que veníamos anunciado en la LUC”, recordó.
“Por otro lado se crean nuevos cargos de confianza, donde aumentan salarios. Se sacó el incremento para los directores de las Empresas Públicas, pero se mantienen la creación de cargos en el propio Ministerio de Economía y Finanzas. Les dijimos: ustedes que están hablando de la necesidad del ahorro y generan nuevos cargos, y a esos cargos además se le incrementa el salario. Sucede igual en el Ministerio de Desarrollo Social, se generan gerencias en términos generales no sabemos cuántas. Como dicen los del Ministerio de Desarrollo Social, se generaron unidades ejecutoras, se generan gerencias pero, ¿y los trabajadores? van a tener 18 meses de reestructura, pero nada de esta propuesta fue discutida con los trabajadores, y estos temas son parte de la negociación colectiva”, añadió.