Zamba de mi esperanza

0
122

Jorge Antonio Cafrune, el Turco, nació en Perico, Jujuy, 8 de agosto de 1937-Benavidez, Buenos Aires, Argentina, y murió el 1 de febrero de 1978. Fue uno de los cantantes folclóricos argentinos más populares de su tiempo, además de un incansable investigador, recopilador y difusor de la cultura nativa. A diferencia de otros artistas comprometidos, que tuvieron que exiliarse cuando comenzaron las amenazas y las prohibiciones, Cafrune reconocido por su afinidad al Peronismo, decidió quedarse y seguir haciendo lo que mejor sabía hacer: cantar y opinar cantando y haciendo.

Cuando joven cantó en Cosquin y lo reconocieron como figura revelación y rompiendo las reglas invitó e hizo cantar a Mercedes Sosa, que realizó sus debut con honores, la voz de América. Más adelante en el tiempo, reconocido y consagrado como la voz del pueblo, en el festival de Cosquín de enero de 1978 cuando su público le pidió una canción que estaba prohibida, Zamba de mi esperanza, Cafrune accedió argumentando que “aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar”. Según un testimonio de Teresa Celia Meschiati​ detenida política, eso fue determinante para los militares, y en el tristemente célebre centro de concentración clandestino cordobés de La Perla, el entonces teniente primero Carlos Enrique Villanueva opinó que “había que matarlo para prevenir a los otros”. El 31 de enero de 1978, a modo de homenaje a José de San Martín, Cafrune, emprendió una travesía a caballo para llevar, desde Plaza de Mayo hasta Yapeyú, lugar de nacimiento del libertador, un cofre con tierra de Boulogne-sur-Mer, lugar de su fallecimiento. Esa noche, a poco de salir, fue embestido a la altura de Benavídez por una camioneta Rastrojero conducida por un joven de 19 o 20 años, Héctor Emilio Díaz. Cafrune falleció ese mismo día a la medianoche. Si bien se cree que se habría tratado de un asesinato planificado por parte de la dictadura militar y ordenado por coronel Carlos Enrique Villanueva, el hecho nunca fue esclarecido completamente y quedó solo como un accidente.

Que Seas Vos

Cuan’ ya no alum’
El candil arisco de mi corazón
Volvete a mi tierra llevate mis coplas
Y cantalas vos
Volvete a mi tierra llevate mis coplas
Y cantalas vos
Que mi cerro sepa
Como lo he sentido casi con dolor
Sembrando mis versos allá en la quebrada
Decíselo vos
Sembrando mis versos allá en la quebrada
Decíselo vos
Que toda la puna vibre con el eco de cada canción
Que alguien las entone de pie y cara al cielo
Pero que seas vos
Que alguien las entone de pie y cara al cielo
Pero que seas vos
Quiero darle al vien’
Un poncho de notas con flecos de sol
Que envuelto en mi zamba las silve y las baile
Pedíselo vos
Que envuelto en mis zambas las silve y las baile
Pedíselo vos…

Jorge Cafrune