Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Bancada de diputados del Frente Amplio presentará denuncia penal contra gestión del ex ministro de Turismo

0
94

Luego de aprobarse una comisión investigadora que, en un ejercicio calificado como mamarracho jurídico, pusiera al denunciado Germán Cardoso como denunciante, la bancada de Diputados del Frente Amplio anunció que llevará a la órbita judicial la gestión del ex ministro de la coalición.


Fruto del mamarracho jurídico y como estrategia de ocultamiento, se terminó conformando una sola comisión investigadora que indagará desde el año 2010 en adelante la gestión en el ministerio de Turismo.
La comisión en cuestión será presidida por los diputados Eduardo Antonini y el exministro de Turismo Germán Cardoso como denunciantes.
La comisión tendrá como tarea investigar los hechos denunciados por el diputado Antonini que oficiará de denunciante, al tiempo que se indagarán las denuncias que, luego de su escandalosa salida del ministerio de Turismo, presentara Germán Cardoso.
La comisión estará conformada por un representante del Partido Nacional, uno del Partido Colorado, uno de Cabildo Abierto y dos del Frente Amplio.
Ante esta situación, la bancada frenteamplista anunció este miércoles que llevará a la Justicia penal las acusaciones que realizara el exdirector de Turismo Martín Pérez Banchero contra el exministro y que fuera el puntapié inicial para el conjunto de irregularidades que se fueron conociendo.
En referencia a ello, Daniel Caggiani, coordinador de la Bancada dijo “que frente al mamarracho jurídico que viola el reglamento de la Cámara Baja y de las comisiones investigadores, se decidió promover una denuncia penal por esta situación porque entendemos que es la Justicia uruguaya quien presta las garantías para que se pueda hacer una investigación seria, responsable, garantista y que pueda echar luz sobre una situación que nos parece muy complicada”.
El diputado frenteamplista agregó que desde el oficialismo se diseñó “un zafarrancho”, tratando de impedir que “el affaire Cardoso se siga discutiendo e investigando con propiedad, entre otras cosas porque el miembro denunciado es el mismo que el denunciante, algo inédito nunca visto en la historia del Parlamento”.
Aunque la investigadora no ha comenzado su trabajo, nuevas revelaciones del semanario Búsqueda sobre la gestión de Cardoso en Turismo continúan apareciendo, lo que permite afirmar que los argumentos que diera Cardoso muestran “algunas inconsistencias”.
Según reseño Subrayado, que cita fuentes de la investigación de Búsqueda, todo lo referido a la empresa estonia Kirma, que fuera contratada por el ministerio de Turismo para realizar campañas digitales por un contrato de 28.000 dólares, es cuando menos “preocupante”.
La información disponible señala que, “en diciembre de 2020, Turismo decidió gastar 700.000 dólares en publicidad dentro de Uruguay”, todo ello mientras la temporada turística estaba en nivel cero debido a las medidas adoptadas por el gobierno ante la situación de la pandemia en el país y en el mundo.
En este caso particular, señala el medio de prensa, “se abrió el expediente con tres empresas ganadoras, una de ellas era la de Estonia, que por primera vez operaba con el Estado uruguayo. las otras dos fueron Cisneros Interactive (vinculada a Facebook) y Netcom (empresa radicada en Maldonado, especialista en publicidad callejera)”.
Los datos que fueron proporcionados, se añade, permiten apreciar cómo aparece “mal tipeado el nombre del propietario de la empresa, el chipriota Giorgios Shipillis, de 75 años”.
De acuerdo a Búsqueda, el ministerio de Turismo incluyó “una dirección que no coincide con la documentación oficial, un correo electrónico que no recibe mensajes y un número telefónico que nadie responde”.
Se ha podido saber, además que la “sede de Kirma resultó ser una oficina de co-work en alquiler” y en contacto con la misma por parte del semanario, “una persona que se presentó como media-manager de Kirma desmintió que la empresa tenga domicilio en Montevideo, ni representantes”.
A pesar de todos estos datos, “el Ministerio aceptó hacer negocios con Kirma en forma directa y sin pasar por licitación”.
La contratación, previo chequeo de Wavemaker, empresa vinculada al grupo Young & Rubicam, aportó la información necesaria para inscribir a Kirma en el RUPE, particular que afirma el semanario se atestigua en “una carta del director de la empresa a autoridades del ministerio”.
Las relaciones entre el grupo Young & Rubicam y Turismo data de hace años y su contrato según declaró el ex ministro de Turismo y ahora denunciado, vence en marzo de 2022.
“Sobre Kirma”, agrega el medio, “los datos siguen siendo pocos. La empresa no pudo cobrar el dinero, entre otras cosas porque su cuenta bancaria panameña fue observada por MEF, BROU y Tribunal de Cuentas. Lo mismo pasó con otro de los proveedores Cisneros/Facebook, cuya cuenta bancaria estaba radicada en Miami”.
“La Unidad de Prevención al Lavado de Activos puso en alerta a las autoridades sobre la vigencia del sistema financiero panameño como parte de la Lista Gris, que señala posibles destinos de trasiego de dinero para apoyo del terrorismo y el narcotráfico a gran escala”.
Con relación al propietario de la empresa, los datos son escasos, de acuerdo a los registros en la red, el supuesto dueño de Kirma “tiene empresas en el Reino Unido y otros países y aunque algunas de ellas aparecen como “activas”, no cuentan con “empleados ni ingresos”.

Comentarios cerrados.