Diputados homenajeó a las y los desaparecidos

El 20 de mayo la Cámara de Representantes realizó una sesión especial en homenaje a los detenidos desaparecidos en la última dictadura. En ella hubo una expresión mayoritaria contra la impunidad pero también se expresaron visiones que la justifican.
0
164

Por Mariana Arias

Los diputados del Frente Amplio asistieron con pañuelos, tapabocas, con remeras de Madres y Familiares de Desaparecidos, colocaron en las butacas vacías carteles con la consigna de este año, carteles de “Presente”, o con la pregunta de “¿Dónde están?”. Los 43 legisladores del FA estuvieron presentes durante las tres horas que duró el homenaje, no pueden decir lo mismo los partidos de la coalición de gobierno que para el final de la sesión contaban registraban una presencia mínima.

La sesión la abrió la diputada de Unidad para los Cambios, Verónica Mato, quien denunció los crímenes del terrorismo de Estado, y el silencio de los culpables. “El silencio atroz de los que saben la verdad y la ocultan, o lo que es peor, mienten”, expresó nombrando el caso de la información falsa sobre la madre de Macarena Gelman.

Se refirió también a los dichos de Manini Ríos en la Cámara de Senadores hace pocos días, y dijo que eran “palabras que enlutan los cortos pasos que ha dado la justicia”.

Luego de Mato, y del diputado frenteamplista Pedro Irigoin, hicieron uso de la palabra un representante de cada uno de los restantes partidos. A excepción de César Vega, todos realizaron planteos en la línea de la teoría de los dos demonios, utilizando constantemente la idea de que fue “uruguayos contra uruguayos”.

En el caso del diputado del PERI, habló sin nombrarlo del Plan Cóndor, puntualizó sobre la crisis económica en que dejó al país la dictadura, y recordó “se fueron llevándose a Roslik”.

Posteriormente intervino el diputado de la 1001, Gerardo Núñez, quien puntualizó que los 20 de mayo son “un día especial para la democracia, y para todo el pueblo uruguayo defensor de los derechos humanos”. Recordó las circunstancias de la marcha del año pasado y de como “ni la lluvia logró impedir que miles y miles de uruguayas y uruguayos marcharan pidiendo justicia”. Destacó el rol de la juventud en todas las intervenciones que se realizaron este año, y también “la creatividad del pueblo uruguayo para que en este año, que no se pudo marchar, la fecha no pase desapercibida”.

“Reclamamos verdad y justicia no por tener odio, no por tener una mirada que se quedó en el pasado, es una mirada de presente y futuro, una necesidad histórica. Es una obligación ética y moral” expresó Núñez, y si bien saludó que el nuevo gobierno continúe con las excavaciones, criticó contundentemente que le haya negado la cadena nacional a Madres y Familiares de detenidos Desaparecidos. “La memoria histórica es una necesidad impostergable para los pueblos, es una reivindicación que tiene mucho que ver con el presente y el futuro”, añadió.

Haciendo también mención a los dichos de Manini Ríos sobre hasta cuándo se iba a condenar a octogenarios, exclamó que “hasta que aparezcan nuestros compañeros y compañeras, hasta que haya verdad y justicia, hasta se derrumbe esa muralla que colocaron en defensa de la impunidad”.
Por el Partido Colorado intervino, entre otros, Marcelo Caporale, suplente del ex fiscal Gustavo Zubía, a quién agradeció por poder entrar a la sesión. Mientras que los anteriores legisladores de la coalición, habían aludido a la teoría de los dos demonios, él habló directamente de “los asesinados antes de la dictadura por los tupamaros”. Habló sobre los pactos que se desarrollaron en la transición democrática destacando, para bien, el papel que jugó el Partido Colorado en esto, y comparó la situación con la actual Venezuela, y Maduro. También comparó los asesinatos y las desapariciones de la dictadura con las que suceden por la delincuencia, diciendo que “todas las vidas valen”.

Habló inmediatamente después el diputado socialista Gonzalo Civila, quién antes de comenzar con la intervención que tenía planificada respondió directamente a Caporale, indicando: “claramente no hay vidas que importan más que otras, pero no se puede mezclar todo con todo, porque cuando entreveramos así las cosas contribuimos bastante poco a la causa”. Civila afirmó que la dictadura “implicó terrorismo de Estado, implicó un plan sistemático internacional, regional y también nacional con determinados objetivos políticos sociales y económicos”.

Daniel Gerhard, diputado del PVP, consideró que el 20 de mayo “al igual que el 27 de junio es una fecha que nos habla de democracia e impunidad”. En su intervención habló de las dificultades para asumir las consecuencias del terrorismo de Estado, y de la necesidad de dejar de ser “omisos y permisivos, para que no haya más impunidad, ni drones, ni robos en el GIAF, ni amenazas, ni espionajes”. Recordó, como consecuencia de la impunidad, el saludo en nombre del torturador de Dilma Rousseff durante su destitución. Y fue contundente en expresar la debilidad democrática que implica mantener la impunidad.

Crónicas de una infamia

Las palabras del diputado frenteamplista de Treinta y Tres, Sergio Mier, merecerían ser publicadas íntegras. Comenzó recordando que en su departamento murió la primer persona producto de las torturas, Luis Batalla un obrero de la construcción, asesinado en marzo de 1972, aún estábamos en democracia.

“Treinta y Tres es un departamento que también guarda y guardará en su memoria la detención ilegal en abril de 1975 de 39 militantes de la Juventud Comunista, cuyas edades oscilaban entre los 13 y los 18 años” dijo y enumeró cada una de las barbaridades a las fueron sometidas esas compañeras, recordó que en un comunicado del Ejército “se dijo que todas esas jóvenes, muchas de ellas vírgenes, tenían enfermedades venéreas contraídas en campamentos de adoctrinamiento político y promiscuidad”, denunció la complicidad de los medios de la época, principalmente del diario El País que titulaba “Marxismo: única meta a la destrucción moral, prostitución a decenas de jóvenes”.

La sesión finalizó con un video con las imágenes de los detenidos desaparecidos, y con los legisladores, de pie, coreando presente. La imagen final, una vez terminado el video y mientras los legisladores aplaudían en homenaje, fue Martín Lema, presidente de la Cámara e integrante del Partido Nacional, sentado y sin aplaudir indicando que la sesión había terminado.

Otras noticias relacionadas con este tema: