Documento de análisis del Frente Amplio: «El gobierno nacional atraviesa un momento crítico»

“Superada la primera mitad del mandato del Presidente Luis Lacalle Pou, el Gobierno Nacional atraviesa un momento crítico”, así comienza afirmando un documento elaborado por el frente Amplio y que fuera dado a conocer en esta jornada.

De acuerdo al texto, “los escándalos asociados a los casos Marset y Astesiano tuvieron un fuerte impacto sobre la credibilidad de las instituciones, uno de los patrimonios que distingue al país en el mundo”.

El documento recuerda que “a 950 días de comenzar el gobierno de coalición se improvisan cambios en el equipo del Presidente”, exhibiendo actualmente el gobierno “más explicaciones que logros”.

Con respecto a las acciones que realiza la fuerza política, el documento informa que las mismas tienen como objetivo “esclarecer hechos que comprometen la imagen del país, horadan nuestra credibilidad internacional y generan desconfianza”.

En ese sentido, se agrega, “el llamado a Comisión General del Senado al ministro de Interior, el Pro secretario de la Presidencia y el Director de Inteligencia Estratégica son un primer paso de acciones que pretenden robustecer la solidez de nuestras instituciones”.

El texto realiza una crítica al accionar del Ejecutivo por sus acciones en contra de la política antitabaco y subraya que, tal y como afirmó el propio presidente de la República, las mismas fueron “adoptadas a pedido de empresas privadas para favorecer sus intereses, empresas que colaboraron con la campaña del Partido Nacional”.

A la par de estas situaciones, detalla el texto, “la situación económica golpea a los sectores más vulnerados de la población”, lo que ha provocado que, “luego de dos años de crecimiento económico consecutivo, una vez superada la emergencia sanitaria, se profundiza la desigualdad, bajan los salarios y las jubilaciones, no se encuentran respuestas para el aumento de la pobreza que se profundiza en la infancia”.

“El impacto regresivo del desmantelamiento de las políticas sociales”, se enfatiza en el texto, “hace que la enorme mayoría de las uruguayas y uruguayos viva peor, al tiempo que se beneficia a minorías privilegiadas”, en contraposición a ello, “nuestras compañeras y compañeros que encabezan gobiernos departamentales refuerzan sus acciones en dimensiones que no son su competencia”, al abordar “las necesidades que las políticas del Gobierno Nacional no cubren”.

Respecto a la Rendición de Cuentas, en discusión en el parlamento, se señala que la misma “supone un retroceso” ya que “no destina recursos a resolver esta situación, profundiza en una línea de recortes que agudiza los problemas”.

A ello se le agregan “los recortes presupuestales a la Universidad, la Educación Pública y la ciencia son la consolidación de un modelo de país que favorece la concentración de la riqueza en detrimento de las condiciones de vida de las grandes mayorías”.

En ese sentido, el actual gobierno nacional “lejos de asumir con modestia esta situación”, “da un paso al frente y profundiza su rumbo”.

“En lugar de implementar medidas de fondo para erradicar el hambre”, se señala, “transfiere la responsabilidad de la ineficacia de sus políticas a las personas que en el medio de la crisis organizaron solidariamente ollas populares para alimentar a sus vecinos”.

“Hace mal el Gobierno al poner la mira sobre los más vulnerados y generalizar las sospechas sobre las ollas populares esgrimiendo la necesidad de controlar el uso de los recursos públicos”, se remarca en el documento que añade, “el Estado tiene que controlar el destino de los recursos públicos, pero la responsabilidad es del Mides, no de las vecinas y vecinos que cocinan para cubrir los agujeros que dejan las políticas públicas”.

Con respecto a la Reforma Educativa se afirma que la misma se lleva a cabo “sin instalar espacios institucionales de diálogo como recomiendan organizaciones internacionales como UNESCO, OIT, UNICEF”, repitiéndose de esa forma “el mismo estilo con el que se impuso la LUC”, pretendiendo “llevar adelante una Reforma educativa de espalda a estudiantes, docentes y el conjunto de la comunidad educativa”.

En el texto se repudia de forma contundente “la infeliz y poco seria acción de los ediles de la Coalición Conservadora en Montevideo”, quienes pretenden “desviar la atención de la población con una moción de Juicio Político a la compañera Carolina Cosse”, lo que es calificado como “una burda maniobra distractiva que pretende tapar el solo con un dedo y constituye un paso más en la degradación institucional”.

“Atravesamos un momento complejo, en el que la lealtad institucional y la responsabilidad política nos exigen actuar con firmeza y cautela”, se afirma y se recuerda, en ese sentido el modo en que el Frente Amplio actúa.

Esa actuación “se ha caracterizado a lo largo de la historia por ser un pilar de la democracia y un impulsor de avances en clave de justicia social”, por lo que “desde ese lugar es que exhortamos a toda nuestra militancia a mantenerse movilizada, fortaleciendo nuestra organización en todo el país, escuchando a las organizaciones sociales, acompañando de forma solidaria las luchas del pueblo, manteniendo un intercambio fraterno con la ciudadanía”.

“En tiempos de enorme complejidad para la vida del país, a 211 años de que la Asamblea de la Quinta de la Paraguaya declarara al General José Artigas Jefe de los Orientales y fieles a su legado de que los más infelices sean los más privilegiados, seguiremos trabajando por una alternativa para el país que nos permita superar las angustias y construir una mirada de futuro y esperanza para nuestro pueblo”, finaliza reafirmando el documento del Frente Amplio.

Foto de portada:

Luis Lacalle Pou durante una conferencia de prensa en Torre Ejecutiva, Montevideo. Foto: Daniel Rodríguez /adhocFOTOS.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas