El despojo a ANCAP y sus empresas vinculadas

El impacto de los cuatro artículos de la LUC que afectan a la empresa petrolera estatal y los peligros para el futuro.“ Que las empresas públicas sigan siendo una herramienta del Estado que protege a los más humildes”

Estamos en la cuenta regresiva de cara al referéndum para anular los135 artículos más regresivos de la Ley de Urgente Consideración (LUC), incluidos los 4 que afectan directamente a ANCAP y sus vinculadas. Se trata de los artículos 235, 236, 237 y 285, que establecen la actual forma de aprobación de los precios de los combustibles, la revisión de Precios de Paridad de Importación, la reforma del mercado de petróleo crudo y derivados y la liberación del paquete accionario de las sociedades anónimas con participación estatal, respectivamente.

El viernes 4 de febrero en la sección Economía de EL POPULAR, Yamila Maciel abordó un análisis referente a las implicancias de los artículos 235 y 236 haciendo referencia al último aumento de los combustibles titulado: “La suba de los combustibles y la LUC”, y como bien se apreció,

la LUC no sólo ha encarecido el costo de vida de todas y todos con los ajustes de precio de los combustibles de uso nacional, sino que también ha permitido al gobierno avanzar en el desmantelamiento de ANCAP , la caída de su rol social y el de sus empresas vinculadas.

Se quiere que el ente sea un actor más del mercado y para eso se preparan las condiciones, lo que significa quitarle espacios a la empresa pública para beneficiar a privados, es decir, se acciona para que se puedan posicionar mejor actores vinculados al mercado de los combustibles con el patrimonio de todas las y los uruguayos.

Las presiones al ente lo han obligado a revisar su gestión y el directorio ha puesto foco en su estructura y patrimonio; particularmente entiende que existe capacidad ociosa de activos y por eso se está buscando socios y aliados   para la utilización de estos en diferentes negocios.

Recordemos que el artículo 237 de la LUC encomendó al Poder Ejecutivo presentar a la Asamblea General una propuesta integral de revisión, tanto legal como reglamentaria, del mercado de combustibles y que lo facultó a convocar a un Comité de Expertos para realizar un estudio sobre los esquemas de subsidios directos o indirectos entre las distintas actividades y líneas de negocios que desarrolla ANCAP, su incidencia en los precios de venta y medir la eficiencia de los procesos productivos.

Ese Comité sentenció que parte los problemas de competitividad están en el denominado “factor x”, concepto que se incorpora para discriminar de la estructura de precios de los productos lo que ellos denominan “sobre costos” y apuntó directamente sobre: financiamiento a la actividad del portland, la mezcla de agrocombustibles, el subsidio al supergás, el fideicomiso al boleto y el costo estructural de la empresa.

Tres puntos claves

¿Qué nos ha dejado esta política hasta el momento? ¿Qué reflexiones pueden aportar en medio del debate ciudadano por la anulación de los 4 artículos de la LUC que se refieren a ANCAP?

Veamos, punto por punto.

La situación del Portland. El Portland ANCAP transita el camino de la privatización. El Directorio del ente resolvió buscar un socio privado mediante un proceso licitatorio, hacia una asociación integral en el negocio de cemento y cal de ANCAP, que inició en enero de 2022. Lo que se busca es mantener la P de la sigla ANCAP, Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Pórtland, como estrategia comercial. Tanto la Federación ANCAP como el SUNCA, luchan en defensa de la industria cementera, exigiendo al gobierno que respete la voluntad del soberano, pronunciada en el referéndum de 2003, que rechazó la asociación de ANCAP como política estratégica, también en defensa de cientos de puestos de trabajo de empresas privadas que sostiene el ente y sobre los cuales los “interesados” en la licitación no asumirán ningún compromiso. Y por la industria, porque el negocio del Portland le sirve a los privados, pero más al Estado uruguayo. Por estas razones, esos dos sindicatos, elaboraron una propuesta para el desarrollo de la industria cementera estatal.

Lo que está ocurriendo con los Agrocombustibles. El debilitamiento de ANCAP también se da a través de lo que está ocurriendo con Alur, que corre peligro de tornarse económicamente inviable si no encuentra dónde colocar su producción de biocombustibles. Esto se debe a que en la Rendición de Cuentas se aprobó quitar el mínimo de exigencia de mezcla de biodiesel en el gasoil (5%). Y aunque ANCAP mezclará 2,5 %, asumiendo un compromiso de compra con ALUR, mandatado a no trasladarlo a los precios de sus productos, el plan del gobierno es generar alianzas comerciales para exportar biocombustibles haciendo  inversiones con fondos de algún privado La eficiencia de Alur está en su producción constante, y el consumo actual, comprometido por ANCAP, puede generar la posibilidad de paradas programadas y envíos a seguro rotatorio si no se logra colocar el excedente de producción fuera del país. Además del posible riesgo de cierre de la planta Alur Capurro, con afectación en miles de puestos de trabajo.

Tanto el Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ) como la Federación ANCAP están en lucha para revertir esta situación y contra estas medidas que aumentan la dependencia energética del país y el incremento de importación de petróleo; así como también en defensa del empleo, por la producción nacional y el apoyo a pequeños productores del litoral del país.

Medioambiente. Desde una visión ambiental, el gobierno aceptó lo recomendado por el Comité de Expertos (artículo 237 de la LUC) y ejecutado por la Rendición de Cuentas, y aprobó la creación de un impuesto compensatorio por emisiones de CO2, que también soportará ANCAP con su caja. Se sustituye parcialmente el IMESI y se grava el nuevo impuesto, que aumenta el peso impositivo en la estructura de precios de la gasolina de 40% a 42%, aproximadamente.

Aún no hay plan claro para el uso de los fondos del impuesto y existe desconfianza sobre la posibilidad de que se tomen acciones rápidas para compensar la contaminación que se incrementa por no mantener la mezcla de biocombustibles. Es importante que se sostenga genuinamente el compromiso de reducción del impacto ambiental asociado a la energía.

Desde el año 2009, a partir de la producción de biocombustibles, ALUR redujo emisiones equivalentes a que dejaran de circular 222.128 vehículos.

(cita: http://www.alur.com.uy/productos/biocombustibles.php )

Otros ”costos”

Ya nos quedó por el camino Pueblo Belén, tras la resolución de ANCAP de dejar de arrendar un predio de caña de azúcar en el que trabajaban 40 personas durante la zafra y donde la presencia de ANCAP representaba la única fuente de trabajo estable. Todo eso por no invertir 180.000 dólares para el arrendamiento.

Perdimos el buque Malva H, que en 2019 hizo charteo a casco desnudo para el transporte de combustibles a plantas del litoral, debilitando la logística fluvial y encareciendo costos de traslado.

Están ofrecidas las plantas de despacho tras la decisión del gobierno de privatizar los servicios de aerocombustibles, en los aeropuertos de Carrasco y Laguna del Sauce (Maldonado). Es fundamental que se mantenga el sello ANCAP, bajo gestión pública, para el exterior del país y el turismo en general. Además, estas medidas implementadas, benefician a privados con las inversiones (almacenaje, infraestructura, tecnología, etc.) que se han desarrollado en las plantas, que tienen reconocimiento internacional de calidad y cumplen con todas las certificaciones, no así la competencia.

Hay varias iniciativas de la reforma del mercado de los combustibles que el gobierno no ha implementado por la desaprobación que estas generan en la opinión pública: quita del subsidio al gas (principal fuente de calefacción y cocción en nuestro país), que implicaría una suba de precios de hasta un 50% o el precio diferencial de las gasolinas o gasoil dependiendo de la distancia entre el surtidor y la planta de despacho en Montevideo.

Así que, por estas razones, entre muchas otras, el 27 de marzo ponemos el SI rosa para anular los 135 artículos de la LUC. En defensa del empleo, la producción nacional, por las políticas sociales que sostiene ANCAP, para que las empresas públicas sigan siendo una herramienta del Estado que protege a los más humildes.

Laura Martínez, Vicepresidenta de la Federación ANCAP.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas