Lejos del control: advertencia de la Organización Panamericana de la Salud

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) considera que la pandemia de Covid-19 está “lejos” de haber sido controlada en las Américas.
0
28

Según la organización de la salud, no existe aún un control eficaz de la misma y se está lejos de ello, a pesar de la reducción de casos verificados en Estados Unidos y Brasil, los países del mundo con más víctimas mortales del virus.

“Casi el 40% de todas las muertes globales (por coronavirus) reportadas la semana pasada ocurrieron aquí en las Américas”, destacó en rueda de prensa la directora de la OPS, Carissa Etienne, para quien esto “es una clara señal de que la transmisión está lejos de estar controlada en nuestra región”.

Etienne resaltó que se verifica “una aceleración de los contagios en gran parte del continente y una ocupación de camas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de casi el 80%”.

En el caso de Sudamérica, que fuera muy afectada en los últimos meses recientes, “ha habido un incremento de casos en Guyana y Bolivia, linderos con Brasil, así como en Colombia, sacudida estos días por masivas manifestaciones antigubernamentales”, señala la agencia EFE.

“En Colombia, donde los casos de Covid-19 han aumentado constantemente desde hace varias semanas, esperamos aumentos aún más pronunciados después de una semana de protestas”, alertó la funcionaria de la OPS.

En sus declaraciones, agregó que, “en Chile y Perú, el 95% de las camas de UCI están en uso, la mayoría por pacientes con covid-19, y describió un panorama preocupante en Buenos Aires, con 96% de ocupación, y en algunas áreas de Brasil, donde hay lista de espera”.

Hizo énfasis en las altas tasas de contagio en Canadá, sobre todo, en zonas de población indígena, y dijo que los datos de contagio en Cuba “continúa impulsando la mayoría de las nuevas infecciones en el Caribe”.

En Centroamérica, destacó los aumentos de casos en las zonas de Costa Rica y Honduras, limítrofes con Nicaragua, así como, en las regiones fronterizas de Guatemala y El Salvador.

“No es de extrañar que el aumento de las hospitalizaciones en nuestra región esté provocando un desafío de suministro de oxígeno sin precedentes en todo el continente americano”, expresó Etienne, quien identificó a Bolivia y Antigua y Barbuda como “lugares muy afectados”.

Respecto a la actual situación sanitaria de Cuba, en la jornada del miércoles, autoridades sanitarias de la isla, informaron que “las nuevas variantes del virus SARS-COV-2 que han entrado al país en los últimos meses han influido en el aumento de la transmisibilidad de la COVID-19 y están asociadas en la actualidad a la mayoría de los casos graves, críticos y fallecidos”.

La información sobre el cambio del patrón fue aportada en el programa televisivo Mesa Redonda y en ella el ministro de salud Pública, José Angel Portal Miranda, destacó que “desde el inicio de la pandemia y hasta el mes de diciembre de 2020, en Cuba se había demostrado la circulación de la variante D614G (Grupo G) en más de un 90 % de las muestras analizadas. Sin embargo, este patrón cambió en el último periodo, a partir de la llegada de viajeros procedentes del exterior”, aseguró el alto funcionario.

Al referirse a las diferentes variantes identificadas mundialmente, el ministro cubano afirmó “que un estudio de casos graves y críticos en La Habana mostró la presencia de la variante notificada en Sudáfrica en el 87,7 % de los pacientes”.

Precisó, además, “que el 68,1 % de los fallecidos en el país en los últimos meses, presentaban la variante detectada en Sudáfrica, y que en la capital del país ese índice fue del 80,4 %”.

La Habana, es considerado el escenario más complejo de la epidemia, por lo que subrayó que allí “se observa una gran diversidad de variantes y patrones mutacionales autóctonos, y que a partir de febrero ha habido un incremento de las notificadas en Sudáfrica, Reino Unido y California”.

Como parte de su estrategia para enfrentar la pandemia, Cuba ha comenzado, según destaca el diario Granma, la intervención sanitaria aprobada por el Ministerio de Salud Pública para aplicar el candidato vacunal Abdala a grupos y territorios de riesgo, con prioridad para los trabajadores de ese sector y los estudiantes de Medicina.

La intervención sanitaria, agrega el medio de prensa, se realiza bajo estrictas medidas de seguridad, organización, rigor y disciplina.

De acuerdo a la información ofrecida por Martha Ayala Ávila, miembro del Buró Político del Partido y directora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, institución creadora de Abdala, destaca Granma, “como parte del aseguramiento logístico para garantizar el éxito de la tarea, en el término de tres días se distribuyeron en toda la geografía cubana más de 889 000 dosis del inmunógeno” y se crearon “las condiciones materiales, certificados los locales y el personal necesario”, para el proceso de vacunación que comenzó el 10 de mayo pasado en intensas jornadas de trabajo.