Un 1° de Mayo en tiempo de coronavirus

Este año el acto conmemorativo del 1° de mayo se realizará de forma diferente pero respetando las recomendaciones sanitarias del Sindicato Médico del Uruguay, y teniendo en cuenta la situación de riesgo en que se encuentra nuestro país y el mundo entero. El escenario del acto no será como todos los años con una plaza repleta de trabajadoras y trabajadores de todo el movimiento sindical.
0
548

Por María José Pedraja

Consultada Laura Alberti, Secretaria de Organización del PIT-CNT  sobre este nuevo formato de acto y con una Central Obrera enfrentando una campaña sucia, explicó a ELPOPULAR.UY que “desde el Movimiento Sindical luego de que asumiera la derecha el 1° de marzo, y después de la campaña que sin pelos en la lengua llevaron adelante y entendiendo que somos independientes, pero no indiferentes de quien este en el gobierno, el plan de nuestro movimiento sindical y del PIT-CNT es defender los derechos conquistados por y para los trabajadores y las trabajadoras y para el pueblo en su conjunto”.

Y agrega “este 1° de mayo no solo es especial por eso, sino por la situación que se está viviendo a nivel mundial y en nuestro país por la pandemia. Si bien nosotros queremos reivindicar la situación, no nos puede ser ajena la situación sanitaria y económica”.

Sobre la negativa del gobierno a utilizar la cadena de radio y televisión para transmitir el mensaje del movimiento obrero organizado manifestó que “no nos puede sorprender ya que desde que asumió este gobierno, el planteo de la derecha es la quita de derecho de los trabajadores y las trabajadoras. El ejemplo más claro es modificar el derecho a la huelga, o la ley de Negociación Colectiva. Desde la central sindical hemos necesitado poner cabeza fría, porque en estos momentos si pensamos con el corazón tenemos que salir a la calle”.

Ante la alerta de la emergencia sanitaria y el impacto que generó en los más vulnerables la dirigente sindical afirmó que “miles y miles de compatriotas, de compañeros y compañeras hoy no tienen para comer, y no estamos hablando de que ya estaban en la lona, sino de los miles que desde que se decretó el estado de emergencia sanitaria, que laburaban en el día a día, como por ejemplo peluqueros, taxistas, vendedores, fleteros, muchos hasta sin cobertura social, hoy no tienen ni para darle de comer a su familia, y esa es una realidad que la estamos viviendo”.

Esta crisis que hoy enfrenta el país está siendo atendida por el movimiento sindical y las organizaciones sociales. “Hay una falta sistemática del gobierno de atender estas situaciones y somos nosotros los que estamos ahí. Somos la voz de toda esa gente, de todos ellos, por eso decimos que hay que poner cabeza fría. Nos dicen los que saben, los profesionales de la salud, los mismos compañeros de los sindicatos de la salud tanto pública como privada, que en estos momentos no son aconsejables las aglomeraciones. Además también estamos viviendo desde el movimiento sindical un ataque masivo al PIT-CNT, contra los compañeros de la dirección, entonces también hay que cuidar a los compañeros y las compañeras”.

La lucha siempre es en las calles pero esta vez no hay que poner en riesgo la vida de las y los trabajadores. “Creemos que no debemos ponerlos en riesgo, más allá de que creemos que nuestras luchas siempre han sido en la calle. Por más que tengamos ganas de estar en la calle donde sabemos que es nuestro lugar de lucha, debemos poner cabeza fría y empezar a buscar otras alternativas. Por eso entendíamos que la caravana era la mejor alternativa en estos momentos para movilizarnos. No podemos entrar en el quietismo y entendemos que esta pandemia ayuda a la derecha que viene por todos nuestros derechos y por nuestras conquistas. Esa situación también no nos ayuda para salir a pelear por los que hoy nos están necesitando”.

La lucha la estamos dando desde las ollas populares, porque hay mucha gente que no puede salir a trabajar “La gente está saliendo hacia las ollas populares a buscar un plato de comida y que no puedan salir a trabajar te calienta las tripas. Hay que poner mucho pienso y buscar nuevas formas de pelea, pero sin olvidarnos de las reivindicaciones. En nuestro 1° de mayo tenemos que levantar bien las banderas, mostrar en nuestras casas, en nuestros sindicatos que estamos orgullosos de nuestro movimiento sindical, de ser clase obrera y trabajadora”, agregó la secretaria de Organización del PIT-CNT.

“Más allá si vamos en una caravana, si es colgando una bandera en la puerta de nuestra casa, si es grabando un video, de la forma que sea. Tenemos que demostrar que 1° de Mayo es nuestro, y reivindicar la voz de los que hoy están en la peor de las condiciones”, afirmó Alberti.

Foto: PIT-CNT