1° de Mayo: “Una respuesta contundente a la crisis”

El PIT-CNT recolectará firmas contra los 135 artículos de la LUC y alimentos para las ollas populares y planteará propuestas de salida a la crisis sanitaria, económica y social.
0
31

Por Gabriel Mazzarovich

Este año el PIT-CNT convoca al primero de mayo bajo la consigna: “Primero la vida, primero el trabajo”. Un 1° de Mayo distinto, signado por las dificultades que plantea la dramática situación sanitaria de la pandemia y la crisis económica y social que vive nuestro país, pero con el mismo compromiso de hace 135 años con el Día Internacional de las y los trabajadores.

Para conocer como prepara la central obrera este 1° de Mayo, EL POPULAR dialogó con Fernando Pereira, dirigente de la Federación Uruguaya de Magisterio y Trabajadores de la Enseñanza Pública (FUM-TEP) y presidente del PIT-CNT; Marcelo Abdala, dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (UNTMRA) y secretario general del PIT-CNT y Soraya Larrosa, dirigente de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) y vicepresidenta del PIT-CNT.

Reflexionaron sobre el significado histórico del 1° de Mayo, las características particulares de este año, las principales reivindicaciones y propuestas que planteará el PIT-CNT y la campaña de ataques y desprestigio contra el movimiento sindical.

Informaron que habrá unos 1.000 puntos, en todo el país, desde donde se saldrá a recolectar firmas contra los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración y alimentos para las Ollas Populares.

Saldrán brigadas organizadas entre las 10 y las 14 horas; entre las 15 y las 18 horas se instalarán mesas, con el mismo propósito, los locales sindicales estarán abiertos todo el día; a las 18.30 el PIT-CNT brindará un mensaje, que por primera vez estará a cargo de dos mujeres: Tamara García, dirigente de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (FUECYS) y Flor de Liz Feijoo, dirigente del Sindicato Único de la Aguja (SUA); estarán rodeadas por los dibujos que hijas e hijos de trabajadores y trabajadoras enviaron y por las fotos de las y los desaparecidos; adherirán con su arte Majo Hernández, Eduardo Larbanois y Mario Carrero; a las 20 horas la central obrera convoca a realizar, desde los hogares un aplauso en saludo a la histórica fecha.

Lo que sigue es un resumen del extenso diálogo con Pereira y Abdala, las reflexiones de Larrosa están en nota aparte.

-El 1° de Mayo es una fecha relevante para toda la humanidad: ¿Qué implica históricamente su conmemoración?

Fernando Pereira. El 1° de Mayo, para todas las y los trabajadores del mundo es un día muy especial, en primer lugar, porque conmemora la lucha por un mundo sin explotados ni explotadores, por la conquista de las 8 horas y el brutal desenlace que terminó con la tragedia que se denomina “los mártires de Chicago”. Naturalmente, entonces, es un día que se celebra la huelga general de los trabajadores a nivel universal. Una huelga universal implica un compromiso con la lucha de aquellos mártires, pero también con la lucha de todas esas generaciones de trabajadores del mundo que fueron conquistando esa jornada de 8 horas. Hay que ver que lo de los mártires de Chicago se dio en 1886 y el primer acto de las y los trabajadores en Uruguay fue apenas cuatro años después. Esta es la dimensión que le han dado los trabajadores uruguayos, inmigrantes, muchos de ellos provenientes del anarco sindicalismo y de otras corrientes de opinión que a lo largo de la historia se fueron consolidando en nuestro país. Cuando uno habla del 1° de Mayo, habla de la historia de 135 años, de múltiples luchas a lo largo y ancho de todo el mundo, y eso es conmovedor. Un mundo que se transformó a partir de la lucha obrera, un mundo que entendió que había opresores y oprimidos, y que la lucha de los oprimidos tenía un valor y una dimensión propia, de aquella etapa y de esta etapa.

Marcelo Abdala. El 1° de Mayo nació como Huelga Internacional de los trabajadores por la reducción de la jornada de trabajo, por las 8 horas, por una vida mejor y por la emancipación de los trabajadores y la humanidad. Luego de los acontecimientos de Chicago, la Internacional resolvió concebir el 1° de Mayo como un día de Huelga Universal y en nuestro país tenemos el alto honor de ser uno de los pocos en América Latina en el que desde 1890 se conmemora. Tanto es así, que ni siquiera la dictadura fascista logró impedir que el 1° de Mayo fuera un día de acción de los trabajadores. Los gremios desarrollaban campeonatos de fútbol ese día para conversar sobre la lucha contra la dictadura, había volanteadas, pintadas clandestinas e inclusive huelgas. En particular en el año 1980 hubo una huelga general de la UNTMRA ante el cambio del 1° de Mayo para el 5, que significó ese día la muerte de Reyes, un trabajador de Nordex asesinado durante la dictadura. Por lo tanto, tiene para nosotros una alta significación.

-Esa dimensión histórica se proyecta al presente, cada año, este es el segundo que se tiene que conmemorar en medio de una emergencia sanitaria por la Pandemia: ¿Cómo será este año en Uruguay y qué motivó al PIT-CNT a darle esas características?

Fernando Pereira. Es tremendo el desafío que tenemos, porque se trata de conmemorar el 1° de Mayo, el día de los Mártires de Chicago, y no podemos ir al acto de la plaza, ni nos podemos aglomerar, ni podemos hacer actos en múltiples plazas, y se nos ha recomendado por médicos y científicos no hacer la caravana como el año pasado, cuando había otras condiciones sanitarias en el país. Pero, al mismo tiempo, no podemos renunciar a la lucha, ni a levantar las banderas del movimiento sindical, por lo que entendimos que era clave dar un viraje en la estrategia, y lo que vamos a tener es seguramente más de 1.000 puntos de concentración, a lo largo y ancho de todo el país, algunos con base en locales sindicales, sindicatos de base, casas de familia de trabajadores, para que, de alguna manera, cada uno de esos puntos, signifique, por un lado, la recolección de firmas para derogar 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración, y, por otro lado, la recolección de alimentos para alcanzar a la Coordinadora de Ollas Populares y apoyar para que las ollas estén a la altura de lo que están necesitando, que es mucho. Nuestra gente la está pasando muy mal, hay 100 mil nuevos pobres, entre ellos 35 mil son niñas y niños, hay 60 mil puestos de trabajo perdidos y hay circunstancias de informalidad que van creciendo, decenas de miles de uruguayos en el seguro de paro o en el seguro parcial, rebaja salarial. Es decir, en el año 2021 los uruguayos somos más pobres, tenemos menos trabajo y tenemos menos ingresos en las familias. Esto tiene que tener una respuesta social contundente y el movimiento sindical la va a dar.
El propio 1° de Mayo a las 18.45 va a haber un mensaje y conferencia de prensa en la Sala Camacúa, allí hablarán las compañeras Tamara García y Flor de Liz Feijoo, esto es un salto en calidad, las compañeras tomarán el protagonismo del acto principal del PIT-CNT, por primera vez serán dos compañeras las oradoras del acto y lo conducirá también una mujer, la periodista Alejandra Casablanca. Es un cambio, que ojalá venga para quedarse y los actos tengan oratorias paritarias.
Por otro lado, hemos entendido que los niños han sido quien más han sufrido esta pandemia, la han visto desde mil lugares, el dolor por la pérdida del trabajo del padre o la madre, de la falta de la escuela, de estar mucho tiempo encerrados, y entonces hemos solicitado a las y los trabajadores que sus hijos e hijas dibujen lo que sientan, han mandado esos dibujos y esa será la escenografía del día de las y los trabajadores. Es realmente conmovedora porque los niños tienen esa fantástica imaginación que puede mover el mundo, movernos el alma, sensibilizar hasta lo más profundo.
Por otro lado, vamos a tener dos espectáculos, que no van a estar en vivo, que van a ser grabados, va a estar Majo Hernández, haciendo un homenaje a las niñas y niños uruguayos, que han vivido este terrible año y dos meses de pandemia, y también Larbanois y Carrero, históricos compañeros del movimiento sindical, participantes de múltiples actos que no queríamos que faltaran.
Entonces vamos a estar todo el día recogiendo firmas y recolectando alimentos y en la noche dando un mensaje político-sindical, que va a tener sus prioridades en el trabajo, en la salud, en el salario, en la educación y en la construcción de otro mundo, que sí es posible.

Marcelo Abdala. Este año el 1° de Mayo tiene la singularidad que se desarrolla bajo una pandemia global, que nos dice mucho de la situación actual de la humanidad, del mismo modo que la mayoría del PBI, del comercio, de la riqueza, en esta fase del capitalismo se mueve a escala global, actuamos en un capitalismo mundializado; organismos financieros multilaterales, empresas trasnacionales, financiarización de la economía y libre circulación del capital financiero por el planeta, tecnologías globales además; bueno, también la pandemia asume ese rasgo de carácter global. Por tanto, al desarrollo desigual, las penurias, la explotación, el desempleo, la miseria a que somete a la humanidad el capitalismo, se le agrega esta pandemia que no hace otra cosa que amplificar las brechas de desarrollo desigual en todo el sistema. En este cuadro es notorio que nuestro PIT-CNT ha planteado un Diálogo Social por la Vida, para discutir todas las dimensiones sanitarias y económico-sociales de la pandemia, y en línea con este planteo, lamentablemente desoído por el Poder Ejecutivo, este año desarrollamos una enorme movilización, pero descentralizada. Se trata de una acción, bajo la consigna de “Primero la vida, primero el trabajo”, en la cual se desplieguen miles de trabajadoras y trabajadores, gente del movimiento popular, con el objetivo de recolectar alimentos para las Ollas Populares, donde se levanta una ética y una concepción humana mucho más vinculada a la solidaridad que al “hace la tuya” que se promueve desde la ideología oficial; y, a su vez, recolectar firmas para que el pueblo decida sobre la LUC. A esta altura hay más de 500 lugares que ya están definidos a nivel nacional para que la gente salga, casa por casa, a desarrollar barriadas y a dialogar con el pueblo, seguramente superaremos los 1.000 puntos, creemos que va a ser una gran movilización y con el PIT-CNT se mueve prácticamente la totalidad del campo popular. Creo que es posible anunciar que el 1° de Mayo va a haber una inflexión en muchos sentidos, desde el punto de vista de la solidaridad y, particularmente, de la campaña para que el pueblo se informe y decida sobre la LUC. Como ya dijo Fernando, solo agregar, de 10 a 14 horas se sale a recorrer los barrios para recolectar alimentos para las Ollas Populares y firmas para que el pueblo decida sobre la LUC; de 15 a 18 horas se instalarán mesas en todo el país; 18.30 horas la conferencia de prensa y a las 20 horas un aplauso al orgullo de pertenecer a la clase trabajadora. Va a ser todo un día de acciones y es muy importante el despliegue organizativo, logístico y militante a nivel nacional.

-¿Cuáles serán las principales reivindicaciones planteadas este año y las principales propuestas o ejes políticos?

Fernando Pereira. En el 1° de Mayo, como decíamos se van a priorizar el trabajo y la salud, pero también un conjunto de propuestas vinculadas a acontecimientos que están sucediendo y que no podemos dejarlos pasar desapercibidos. Por ejemplo, el 1° de marzo empezaron las clases con 15 profesores sumariados por tener el pañuelito de “No a la reforma”; esto ha sido una sanción abusiva, fuera de tono. Lo mismo con la suspensión por 14 días del compañero presidente del sindicato el Frigorífico de Canelones, que estuvo un año parado y el sindicato en conflicto. Son señales preocupantes. Por supuesto, en nuestra oratoria, como nunca pueden faltar, van a estar la memoria, la justicia, el nunca más terrorismo de Estado, como bandera fundamental. En el mensaje en sí, en la sala Camacúa, van a estar nuestras y nuestros desaparecidos, a través de “Imágenes del Silencio”, una muestra fotográfica que se hizo el año pasado, y que desde mi punto de vista es conmovedora, en tano nos siguen faltando muchas uruguayas y uruguayos.
Al final del mensaje y durante la conferencia de prensa se van a anunciar las firmas que se juntaron ese día y el total de las firmas que tiene la Comisión Nacional Pro Referéndum.
También se van a hacer un conjunto de propuestas sobre inversión, trabajo, políticas sociales compensatorias, a los efectos que el 2 de mayo, si quieren discutir propuestas, discutan las que estamos formulando, porque las va a haber y va a haber unas cuantas.

Marcelo Abdala. Los principales planteos van en línea con la consigna que se definió: “Primero la vida, primero el trabajo”. Hemos tenido una interlocución bien importante con la comunidad médica, con la comunidad científica, al respecto de como disminuir movilidad podría contribuir a mejorar la situación sanitaria del país. El problema es que el Poder Ejecutivo se ha movido con un enorme dogmatismo para reconocer que si tú le pedís a la gente que reduzca la movilidad tenes que generar los recursos para solventar básicamente su vida. Ahí es donde ha estado el trancazo más importante por el dogmatismo macro económico del Poder Ejecutivo. Pero van a haber planteos vinculados a la defensa de la vida y un eje muy importante en defensa del trabajo, donde se plantea adelantar la inversión pública prevista, para generar empleo; un plan de compras del Estado para generar proveedores nacionales; negociaciones tripartitas, sector por sector, para ver espacios de oportunidad desde el punto de vista de las distintas cadenas productivas; un conjunto de planteos que hacen al trabajo. Obviamente también habrá perspectivas desde el punto de vista de nuestras opiniones sobre la Seguridad Social, contra la política de ajuste de las clases dominantes en este planteo; la negociación colectiva de públicos y privados que va a haber en el segundo semestre de este año. Un conjunto de reivindicaciones que benefician no solamente a las y los trabajadores sino a las grandes mayorías del país.

-Los ataques y cuestionamientos al movimiento sindical son una constante en la sociedad capitalista en la que vivimos, pero en estos días hubo un recrudecimiento: ¿A qué atribuye esta campaña y cuáles son sus aristas fundamentales?

Fernando Pereira. Yo entiendo que hay una intencionalidad de dañar la imagen de los dirigentes sindicales hace un tiempo largo, se ve a través de las redes sociales, de cuentas falsas, de difamaciones, de colocarte en un auto que nunca tuviste, de colocarte un salario que nunca tuviste. También de construir noticias falsas y publicarlas, entonces un día promovemos un caceroleo que no estamos firmando y te hacen el logo igualito, y otro día estamos en una actitud que la gente la puede ver mal, pero en realidad no somos nosotros. Estas cosas, que al principio no le das importancia, van mellando la credibilidad de las organizaciones. Entonces deberíamos pensar colectivamente como defendernos de esta política sistemática, preparada, orquestada y armada, yo no se por quién, si no lo diría, que tiene como objetivo, no que desaparezca el movimiento sindical, sino que su voz pierda fuerza. Y naturalmente que la voz del movimiento sindical, o sea, pensar, reflexionar y actuar, pierde vigencia si una parte de la sociedad no nos escucha. Este es el gran desafío, que nuestra voz sea escuchada por la sociedad para estar de acuerdo o en desacuerdo. Todos quienes están actuando para deteriorar la imagen del movimiento sindical, de los partidos políticos, del periodismo, de los médicos, en verdad lo que están haciendo es dañando la democracia. Y cuando se está dañando algo tan importante como la democracia, la defensa debería ser de todos y no de una parte. Hacernos los distraídos cuando se tejen cosas infames sobre los dirigentes sindicales y los sindicatos, me parece que no debería pasar, ni en los sindicatos, ni en los partidos, ni en las organizaciones, ni en ningún sector democrático del Uruguay. Esa defensa es de quienes construimos la democracia, una democracia fuerte se sustenta en partidos políticos fuertes, en organizaciones sociales fuertes y en la posibilidad de la ciudadanía de decidir, de forma tal, que, entre otros muchos aspectos. No nos pueden dañar las organizaciones y hacer de cuenta que solo es un problema de redes sociales cuando en verdad están perforando, día tras día, la imagen de distintas organizaciones, no solo la nuestra, también atacan al feminismo, a los científicos, a los médicos, al periodismo. Entonces cuidado, porque no se trata de un tema anecdótico sino de algo que va horadando la credibilidad de las organizaciones que tenemos que convivir en un país democrático.

Marcelo Abdala. La campaña contra la organización del movimiento obrero es permanente; afecta sus acciones, sus planteos, su nivel de organización, sus direcciones y sus militantes en cada una de las ramas. Es una campaña sumamente intencionada, aquí los poderosos defienden determinado status quo que los beneficia y no escatiman recursos, apelando inclusive a la falsedad y a la calumnia, para desprestigiar al movimiento sindical. Esto no implica que la acción del movimiento obrero esté exenta de errores o inclusive de oportunidades de mejoras, pero la campaña sistemática es para aislar al movimiento sindical del conjunto de la población, porque tienen muy claro que el movimiento obrero es, en cualquier circunstancia, la columna vertebral de un proyecto de transformaciones que apunte a superar los privilegios que existen en nuestro país y beneficiar a las grandes mayorías.

-¿Qué mensaje le daría a las y los trabajadores uruguayos en este 1° de Mayo?

Fernando Pereira. En este 1° de Mayo tan particular quiero enviarles un abrazo, un saludo emocionado y compartirles la conmoción que siento porque cientos y cientos de trabajadores organizados salen todos los días en sus horas libres, los fines de semana, a intentar recoger las 700 mil firmas que nos permitan derogar los 135 artículos de la LUC. Esa forma conmovedora de actuar del militante, de golpear la puerta, de ir a la feria, de pararse horas debajo de los rayos del sol, convencido de que lo que está haciendo es vital para la democracia, lo siento de la misma manera, lo practico de la misma manera y vibro de la misma manera. Pero que sean miles los organizados que salgan el 1° de Mayo es de las cosas más valiosas que tiene el movimiento sindical uruguayo: la unidad, la solidaridad y la lucha. Y la vamos a tratar de ejercer, vamos a salir unitariamente a juntar firmas, vamos a salir unitariamente a defender a las y los trabajadores, vamos a salir unitariamente a construir las fuerzas necesarias para evitar la pérdida de derechos, pero al mismo tiempo vamos a ejercer la solidaridad, juntando la mayor cantidad de alimentos para las Ollas Populares, para tratar de construir el mejor instrumento para amortiguar las dramáticas circunstancias que hoy viven los uruguayos. No deseamos que haya Ollas Populares, pero la necesidad de que las haya no nos permite dejar de mirar que hay que tender la mano solidaria a quienes están dejando la vida en ellas para que las personas puedan alimentarse. Entonces, vaya nuestro reconocimiento a quienes, todos los días, ejercen un acto de unidad, de solidaridad y de lucha. Que viva el 1° de Mayo y que viva el PIT-CNT.

Marcelo Abdala. El mensaje principal, en este 1° de Mayo, para las y los trabajadores, es que, a la ética del individualismo, hay que oponer la ética de la solidaridad. A la ética de concebir las llamadas burbujas no solamente como un espacio de cuidado especial del núcleo familiar, sino como una ética permanente del funcionamiento del funcionamiento social, que ellos lo conciben como la suma de individuos egoístas buscando maximizar su utilidad, y nosotros, desde un punto de vista de clase, lo concebimos como un funcionamiento societario basado en lo colectivo, en la solidaridad, en las necesidades de un trabajo de calidad, el desarrollo productivo, y de transformaciones donde el centro sea la vida humana, la buena vida humana. El centro de nuestro planteo a las y los trabajadores es que, en estas circunstancias espantosas de pandemia, de crisis económica y social, donde todo indica que hay efectos de corto plazo en la mala vida de la gente, pero también habrá efectos de mediano y largo plazo en otros aspectos múltiples de la vida, como el trabajo, el desarrollo, la educación, hasta la salud mental; el asunto es mantenerse unidos, mantener los vínculos de solidaridad y de organización, porque esa es la única garantía que tenemos de poder avanzar, en el marco de una sociedad que está mucho más pensada para la explotación que para la buena vida de la gente.