Abrebrecha compañero!

0
343

Ante el intento de invasión por parte de mercenarios que sufrieran los hermanos bolivarianos en las costas del Macuto en el Estado de La Guaira, acción que condenamos totalmente y que recibiera una respuesta inmediata por parte de los defensores de Venezuela, compartimos apuntes biográficos de un cantautor que aportó a la identidad de Latinoamérica en gran forma, nos referimos a Ali Primera. Ely Rafael Primera Rossell​ nació en la localidad de Coro, Estado Falcón; el 31 de octubre de 1941, y falleció en forma trágica en Caracas, el 16 de febrero de 1985.Fue un músico, cantante, compositor, poeta, químico, activista político y militante comunista venezolano; conocido también por su apodo «El Cantor del Pueblo Venezolano».

Alí fue el último y sexto hijo de la unión del pescador Antonio Primera y de Carmen Adela Rossell, quienes lo bautizaron como Ely Rafael, pero lo llamaban Alí porque sus abuelos eran de origen árabe. ​ A los 3 años, su padre murió accidentalmente durante un tiroteo que se produjo durante el intento de fuga de unos prisioneros en la ciudad de Coro. A raíz de este acontecimiento, su madre se trasladó a su pueblo natal, San José de Cocodite, de la península de Paraguaná, donde vivieron desde 1944 hasta 1947 en una parcela rural y dedicándose a la agricultura. En 1948, la madre del futuro artista comenzó a vivir en pareja con un albañil, llamado José Padilla, quien ayudó en la crianza de los seis hijos y con quien procrearía cinco hijos más, entre ellos el cantante y músico Esmil Padilla Rossell, apodado por Alí Primera José Montecano.

El acercamiento de Alí Primera con la música comenzó en aquella época donde observaba a su tío tocar el cuatro venezolano. El cantante igualmente manifestó: “Mi padre era cuatrista y cantador de salves, en la celebración de la Cruz de Mayo. Quizá de allí la herencia musical”.

A los 10 años, buscando mejores oportunidades de vida, su familia se trasladó a una zona del municipio Los Taques, cerca de Punto Fijo, de auge petrolero, debido a la presencia del Complejo Refinador de Amuay. En el barrio La Vela, hoy conocido como Sector Alí Primera, dada la estrechez económica de la familia, se desempeñó en varios oficios que iban desde limpiabotas hasta vendedor, y a esa edad aprendió a leer y a escribir, en lo que fue un alumno aventajado, lo que le permitió terminar el nivel de enseñanza primaria .En 1960, se trasladó a Caracas, donde se inscribió en el Liceo Caracas para completar sus estudios de bachillerato, y en 1964, tras terminar esta etapa, se matriculó en la Universidad Central de Venezuela para estudiar química.

Durante su estancia en la universidad, se afilió en el Partido Comunista de Venezuela e inició carrera como cantante y compositor, primero como una afición y, paulatinamente, como una actividad a tiempo completo. Sus primeras canciones, Humanidad y No basta rezar, presentada esta última en el Festival de la Canción de Protesta organizado por la Universidad de Los Andes en 1967, lo proyectaron a la fama dentro del movimiento de la Nueva canción latinoamericana.

Entre 1969 y 1973, se estableció en Rumanía para cursar ingeniería del petróleo en la Universidad Politécnica de Bucarest, gracias a una beca que le otorgó en 1968 el Partido Comunista de Venezuela (PCV). En Europa, para ganarse el sustento, lavaba platos, y en ocasiones lograba cantar en sitios en que se respetaba su trabajo. En un estudio en Alemania, grabó su primer disco, titulado Gente de mi tierra. Allí conoció a la sueca Tarja Osenius, con quien convivió en Estocolmo y con quien procreó a sus hijas María Fernanda, a quien dedicó su tema “Los pies de mi niña”, y María Ángela, para quien compuso “La piel de mi niña huele a caramelo”.

En noviembre de 1973, Alí Primera regresó a Venezuela sin graduarse, al decidir que no daría su esfuerzo a las compañías petroleras transnacionales y que, en lo sucesivo, se dedicaría a la música y a la lucha política. ​ Luego de militar en la Juventud Comunista de Venezuela (JCV) y en el Partido Comunista de Venezuela, colaboró en los inicios políticos de un nuevo partido denominado Movimiento al Socialismo (MAS), acompañando y trabajando durante la primera campaña electoral del político José Vicente Rangel en 1973, aunque jamás dejó de ser militante del PCV. Alí fue objeto de un veto por parte de los medios de comunicación y los gobiernos de turno en Venezuela, debido al radicalismo de los temas expuestos en las canciones que él denominaba el canto panfletario. Por tal motivo y para garantizar la promoción y comercialización de sus discos.

Para este entonces, ya figuraba como uno de los principales compositores y cantantes populares no solo del país, sino también de América Latina. Desde 1973 y hasta la fecha de su muerte, grabó 13 discos de larga duración y participó en numerosos festivales en toda América Latina. Sus presentaciones se realizaron en fábricas, liceos, sindicatos y, con frecuencia, en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, su casa de estudios. Aun cuando su obra se consideró dentro de la canción protesta, que tuvo amplia difusión en Venezuela entre 1970 y 1980, de acuerdo con los investigadores Jesús Franquis y Andrés Castillo, Alí Primera insistió en denominarla siempre Canción Necesaria.

La protesta la concebía el propio Alí como “una malcriadez de quien se asumía así, porque la protesta carece de contenido político-ideológico y no se plantea el problema de fondo ni la organización del pueblo…” Por eso, más bien trató de inscribir su canto como una de las tantas expresiones del pueblo en la búsqueda de la toma de conciencia y organización hacia la toma del poder.

Al salir de su apartamento, el 16 de febrero de 1985, el intérprete perdió la vida en un accidente automovilístico ocurrido en una autopista de Caracas cuando su camioneta fue impactada de frente por un vehículo conducido por un joven alcoholizado.

El Gobierno venezolano declaró en 2005 su música como Patrimonio Nacional, los derechos de sus obras grabadas, hoy en día, son manejados por la empresa venezolana Korta Records, la cual se encargó de hacer una reedición digital de su obra en dos cajas de 6 discos compactos cada una, bajo el título común de “Alí Primera: La Canción Necesaria”. En el 2018 el Ministerio de la Cultura honró su memoria designándolo “Portador Patrimonial de la Nación Venezolana”.

 

Abrebrecha

Si descansan las costillas
Mientras el palo va y viene
Y que de cualquier astilla
Se puede sacar la cuña
Vamos mi pueblo no “fuña”.
El que ha sido marinero
Cuando ve la mar suspira
Y el que vive en la oscurana
Con mucha luz se encandila
Abrebrecha, compañero
Que ya sopla el viento de agua
Y que hay que espantar el perro
Antes que se eche la miada
Abrebrecha, compañero
Que ya sopla el viento de agua
Y que hay que espantar el perro
Antes que se eche la miada.
El pueblo que es refranero
Canta con su propio rezo
Aunque un rosario de penas
Lleve guindando en su pecho
Y hay que afinar el tiro
Es decir la puntería
Que aunque diga groserías
El pueblo tiene derecho.
Y no se me ponga arrecho
Pero es la pura verdad
Que no hay peor mala palabra
Que esta misma sociedad,
Que la mayor grosería
La dice esta sociedad.
Abrebrecha, compañero
Que ya sopla el viento de agua
Y que hay que espantar el perro
Antes que se eche la miada
Abrebrecha, compañero
Que ya sopla el viento de agua
Y que hay que espantar el perro
Antes que se eche la miada.
El pueblo que es refranero
Canta con su propio rezo
Aunque un rosario de penas
Lleve guindando en su pecho
Y hay que afinar el tiro
Es decir la puntería
Que aunque diga groserías
El pueblo tiene derecho.
Y no se me ponga arrecho
Pero es la pura verdad

Ali Primera

Canción: https://www.youtube.com/watch?v=X5OiGczKsww