Alerta OIT impactos negativos por la severa caida de los salarios reales

Como consecuencia dela grave crisis económica desatada por el crecimiento de la inflación y la desaceleración del crecimiento se ha producido, según informó la Organización Internacional del Trabajo (OIT), “una severa caída de los salarios mensuales reales” que impacta en numerosos países”.

El nuevo informe del organismo internacional subraya que debido a “la guerra en Ucrania y el aumento de los costes energéticos”, se ha producido una reducción relevante del “poder adquisitivo de las clases medias”, afectando de forma dramática a “los hogares con bajos ingresos”.

De acuerdo al “Informe Mundial sobre Salarios 2022-2023: El impacto de la inflación y de la COVID-19”, “durante la primera mitad de 2022 los salarios mensuales disminuyeron en términos reales un 0,9%”; siendo la primera vez en el presente siglo “que el crecimiento del salario real global ha sido negativo”.

La situación de las caídas del salario real no se expresa de la misma forma en todos los países, el reporte señala que, “en las economías avanzadas del G20, los salarios reales disminuyeron un 2,2% durante el primer semestre de este año, mientras en las economías emergentes el crecimiento salarial se desaceleró”, aunque pudo mantener “un valor positivo del 0,8%”.

El fenómeno en América Latina y el Caribe, indica que “el crecimiento del salario real descendió a menos 1,4% en 2021 y menos 1,7% durante el primer semestre de 2022”.

Ello colocó “a decenas de millones de trabajadores en una situación desesperada, ya que se enfrentan a una incertidumbre cada vez mayor», declaró el director general de la Organización Internacional del Trabajo, al dar a conocer el informe.

En ese mismo sentido, lbert F. Houngbo, director general de la OIT, alertó que «la desigualdad de ingresos y la pobreza aumentarán si no se mantiene el poder adquisitivo de los peor pagados”, una situación que limita las posibilidades reales de “la tan necesaria recuperación económica tras la pandemia”.

La situación, añadió, “podría alimentar un mayor malestar social en todo el mundo y socavar el objetivo de lograr la prosperidad y la paz para todos», subrayó.

De acuerdo al informe este “aumento de la inflación y del costo de la vida afecta en mayor medida a las personas de ingresos más bajos” ya que los mismos se ven obligados a invertir “gran parte de su renta disponible en bienes y servicios esenciales”, que en términos generales han experimentado “un aumento de precios mayor”.

La situación explica el informe ha socavado de forma particular “el poder adquisitivo de los salarios mínimos” y alerta que, “a pesar de los ajustes nominales introducidos, la aceleración de la inflación está rápidamente erosionando el valor real de los salarios mínimos en numerosos países”.

En ese sentido se señala la necesidad “urgente de aplicar medidas políticas bien diseñadas dirigidas a sostener el poder adquisitivo y los niveles de vida de los trabajadores asalariados y de sus familias”.

“Debemos prestar atención especial a los trabajadores que se encuentran en la parte media e inferior de la escala de salarios”, declaró Rosalia Vazquez-Alvarez, una de las autoras del informe, quien agregó que “luchar contra el deterioro de los salarios reales puede contribuir a mantener el crecimiento económico”, permitiendo, además, contribuir “a recuperar los niveles de empleo registrados antes de la pandemia”.

En el informe, se presentan datos regionales y nacionales, que muestran cómo “en el primer semestre de 2022 la inflación incrementó proporcionalmente con más rapidez en los países de altos ingresos que en los países de ingresos bajos y medios”.

Ello explica las tendencias descritas para las diferentes Regiones:

  • “En América del Norte (Canadá y Estados Unidos), el crecimiento medio del salario real llegó a cero en 2021 y bajó a menos 3,2% en el primer semestre de 2022”.
  • “En América Latina y el Caribe, el crecimiento del salario real descendió a menos 1,4% en 2021 y menos 1,7% en el primer semestre de 2022”.
  • “En la Unión Europea, donde los programas de preservación del empleo y las subvenciones salariales protegieron en gran medida el empleo durante la pandemia, el crecimiento del salario real aumentó de 1,3% en 2021 y descendió a menos 2,4% en el primer semestre de 2022”.
  • “En Europa Oriental, el crecimiento del salario real se ralentizó situándose en 4,0% en 2020, en 3,3% en 2021, y menos del 3,3% en el primer semestre de 2022”.
  • “En Asia y el Pacífico, el crecimiento del salario real aumentó hasta 3,5% en 2021 y se ralentizó hasta situarse en 1,3% en el primer semestre de 2022. Si se excluye China de estos cálculos – considerando el importante peso de este país en la región – el crecimiento del salario real fue muy inferior, 0,3% en 2021 y 0,7% en el primer semestre de 2022”.
  • “En Asia Central y Occidental, el crecimiento del salario real registró un fuerte crecimiento de 12,4% en 2021, pero desaceleró hasta llegar a 2,5% en el primer semestre de 2022”.
  • “En África, los datos sugieren una caída del crecimiento del salario real de menos 1,4% en 2021 y un descenso hasta menos del 0,5% en el primer semestre de 2022”.
  • “En los Estados Árabes, las tendencias en materia de salarios son provisionales, pero las estimaciones señalan un bajo crecimiento de los salarios reales del 0,5% en 2021 y del 1,2% en 2022”.
Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas