Debatió Consejo de Seguridad de la ONU situación en Ucrania

Este lunes a pedido de Estados Unidos y con la denuncia de Rusia sobre el manejo que hace este país sobre la situación en Ucrania, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debatió sobre la escalada de tensión en Ucrania.

De acuerdo al portal informativo de la organización de Naciones Unidas (ONU), en el transcurso del debate “la secretaria general de la ONU para Asuntos Políticos y Construcción de la Paz, Rosemary DiCarlo, reiteró la necesidad de que encontrar una solución por medios diplomáticos”.

Debido a la oposición de Rusia a la reunión convocada a pedido de Estados Unidos, fue necesario realizar una votación que decidiera si se realizaba o no la instancia.

Con 10 votos a favor y la oposición de Rusia y China, más tres abstenciones el debate fue realizado.

Al intervenir en el mismo, DiCarlo hizo énfasis en la preocupación que genera “la peligrosa acumulación militar en el corazón de Europa”, al tiempo que expresó su confianza “en que las conversaciones que tienen lugar entre Rusia, Estados Unidos, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Unión Europea logren una distensión”.

“Las acusaciones y recriminaciones entre los diversos actores involucrados en las discusiones en curso han creado incertidumbre y aprensión en muchos ante la inminencia de una confrontación militar”, dijo DiCarlo haciendo referencia a las informaciones que afirman “que Rusia ha posicionado más de 100.000 soldados y armamento pesado a largo de la frontera con Ucrania, además de desplegar tropas y armas en Bielorrusia”.

La funcionaria de la ONU insistió en la necesidad de “que no debe haber ninguna intervención militar”, tal y como ha pedido el secretario general del organismo Antonio Guterres y que, ante la situación actual lo que debe prevalecer es la diplomacia.

“Lograr un entendimiento y arreglos duraderos y mutuamente aceptables es la mejor manera de salvaguardar la paz y la seguridad regionales e internacionales en interés de todos”, afirmó DiCarlo.

Por su parte la representante permanente de Estados Unidos ante las Naciones Unidas aseguró que la “agresión de Rusia no sólo amenaza a Ucrania sino a toda Europa”, añadiendo “que el despliegue militar ruso repite un patrón observado en el pasado”, comparándolo con lo que llamó “la toma ilegal de Crimea en 2014”. 

“Recientemente, Rusia ha amenazado con emprender acciones militares si no se cumplen sus demandas”, señaló Linda Thomas-Greenfield, quien resaltó “que las consecuencias de una invasión serían terribles”.

La representante de la Casablanca indicó que, aunque su país no deseaba una serían “decididos, rápidos y unidos si Rusia sigue invadiendo Ucrania”.

Durante su intervención en el debate el embajador de Rusia ante la ONU, fue enfático al asegurar “que el despliegue de tropas rusas ha ocurrido dentro de su territorio y no a lo largo de la frontera con Ucrania, como se ha dicho”.

“No hay pruebas para esta acusación tan grave y ya hay impacto económico de ella”, denunció Vasily Nebenzya.

El alto funcionario del Kremlin, demandó a Estados Unidos que presente “pruebas de que su país tiene la intención de atacar Ucrania y retó a los que afirman que hay 100.000 efectivos militares en la frontera a dar las fuentes de esa cifra”, ya que, recordó, “no sería la primera vez que se hablara de evidencias falsas”.

El embajador ruso no dudó en acusar a los países occidentales de intentar limitar el diálogo iniciado para solucionar la situación en la frontera de Ucrania, “pero nuestras exigencias de seguridad son mucho más amplias”, por ejemplo, añadió, “la no adhesión a la OTAN, el no despliegue en su territorio de tropas extranjeras, todo eso no es más que una parte del acuerdo que podría mejorar la situación político-militar en Europa y de todo el mundo”.

En su intervención, el diplomático ruso resaltó “que la embajadora estadounidense no hubiera mencionado los Acuerdos de Minsk durante su intervención y adelantó que el 17 de febrero, mes en el que Rusia ocupará la presidencia del Consejo de Seguridad, habrá una sesión para hablar sobre la crisis en Ucrania, cuya dimensión es «nacional» y no amenaza la paz y seguridad internacionales”.

Debido a estar implicado en el objeto del debate, el representante de Ucrania ante la ONU, afirmó que “su país no ve una solución que no sea la vía pacífica”, al tiempo que afirmó no había confianza en los compromisos de Rusia.

“Con base en la experiencia, no creemos en sus declaraciones”, dijo en referencia a Rusia, “estamos listos para reunirnos y hablar con los rusos, pero Ucrania también está lista para defenderse”, afirmó Sergiy Kyslyatsya, quien aseguró que “no hay lugar para el compromiso en la cuestión principal. Tenemos el derecho inherente de elegir nuestros acuerdos de seguridad, incluidos los tratados y las alianzas” y los mismos “no pueden ser cuestionados por Rusia”.

Compartí este artículo
Temas