Estados Unidos «presiona» a Israel para que ponga fin a los combates en Gaza antes de fin de año

Datos aportados por la emisora Kan, afirman que los combates de alta intensidad entre las Fuerzas Armadas de Israel y el grupo palestino Hamás en la Franja de Gaza al menos dos meses más, por lo que no se espera se produzca un alto al fuego.

En ese sentido se informó por fuentes de la emisora, que “las fuerzas israelíes en el enclave pasarán a desarrollar actividades puntuales”.

En el curso de los próximos dos meses, Israel se propone trabajar para alcanzar más liberaciones de rehenes, en transcurso de ese tiempo es posible que Tel Aviv acepte el regreso de “algunos de los residentes de la Franja de Gaza (…) a sus hogares”, lo que es «una exigencia de Estados Unidos”, al mismo tiempo que “una necesidad operativa».

Aunque Estados Unidos hizo uso del veto en Naciones Unidas, el medio de prensa Político aseguró que el mandatario estadounidense, Joe Biden, había dado a Israel “un plazo para poner fin a los combates en el sur de la Franja de Gaza hasta finales de año”.

La información fue negada por el asesor adjunto de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jonathan Finer, quien afirmó el pasado jueves que su gobierno no había pedido ningún plazo.

«No hemos dado un plazo firme a Israel, no es realmente nuestro papel. Este es su conflicto», dijo Finer en el Foro de Seguridad de Aspen, en Washington.

A pesar de estas afirmaciones y según reiteró este lunes la agencia Rusia Today (RT), existirían presiones estadounidenses para que Israel ponga punto final a su ofensiva en la Franja de Gaza para el próximo año.

De acuerdo a fuentes citadas el pasado domingo por The Economist no se ha marcado de forma “pública ninguna fecha límite”.

Las fuentes del medio de prensa si han confirmado “que el secretario de Estado, Antony Blinken, aseguró “durante su reciente visita a Israel que el Ejército del país hebreo tendrá que poner fin a su operación a principios de 2024”.

Washington, consigna RT, ha exigido a Tel Aviv que “haga más para aliviar el sufrimiento de los palestinos, especialmente al sur de Gaza».

Para The Economist, la finalización de los bombardeos a Gaza no significaría “que las Fuerzas de Defensa de Israel no mantengan su campaña militar de baja intensidad”, a través del empleo de “sus fuerzas terrestres móviles».

El pasado viernes, el Consejo de Seguridad de la ONU no pudo aprobar un proyecto de resolución sobre el conflicto, por el veto de Estados Unidos y la abstención del Reino Unido.

La resolución, que fuera presentada por los Emiratos Árabes con el apoyo de otros 100 países, fue respaldada por los restantes 13 miembros del órgano.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas