“Un cambio cualitativo”

Abdala destacó la “masividad del 1º de Mayo” y el respaldo que implica a la plataforma de la Intersocial.
0
256

Por Moriana Alberro.

El pasado martes, Marcelo Abdala, Secretario General del PIT-CNT, en comunicación con EL POPULAR en Radio, realizó un balance de las actividades desplegadas a nivel nacional por la conmemoración de un nuevo 1° de Mayo en una coyuntura de pandemia mundial, el rol del movimiento sindical y popular en medio de medidas de recorte de parte del Poder Ejecutivo, la Ley de Urgente Consideración, suba de tarifas e IVA, envíos a seguro de paro y despidos.

Respecto a la planificación del 1° de mayo, Abdala, que lo calificó como “un acierto táctico de la firmeza estratégica” señaló que “era complejo encontrar un camino que permitiera de manera simultánea ser absolutamente responsable con la crisis sanitaria que hoy existe en el planeta con otra necesidad, que la vida demostró, de encontrar el camino para que la gente se exprese, se movilice, desarrolle su lucha y sus reclamos”. A su vez, consideró que este año, fue un “1º de Mayo sumamente singular, donde entran todas las características más generales, de lucha y acción de los trabajadores, pero en el cuadro de una pandemia. Si uno mira las formas de conmemoración del 1° de Mayo que se desarrollaron a nivel mundial, lo que pasó en Uruguay es prácticamente único” y “mostró la necesidad de una acción masiva, democrática y contundente para defender los derechos del pueblo trabajador”. “La caravana fue masiva en cada localidad, ciudad y capital departamental del país”, expresó Abdala.

“Tuvimos un 1° de Mayo que implica un cambio cualitativo en el escenario general. Creo que el pueblo masivamente se veía necesitado de salir, expresarse y participar y se encontró la manera, en el marco de una campaña durísima para aislar al PIT-CNT y al movimiento sindical, contra su dirección, sus dirigentes y estructuras. Porque la pandemia no es en abstracto, sino que se da en el terreno del capitalismo como formación social y la contraofensiva de las clases dominantes, en todo el mundo y en todo el continente especialmente. Es en el terreno de la contraofensiva del imperialismo, con el disparatario que tiene el imperialismo norteamericano”, evaluó.

A su vez, Abdala expuso que se estableció “un nuevo momento cualitativo donde la gente quiere movilizarse y hay que encontrar las formas de expresarse, las direcciones en este punto tienen una altísima responsabilidad, por eso fue un acierto táctico, por la firmeza estratégica”.

Sobre la conferencia de prensa, Abdala explicó que se centró en lo “reivindicativo de la Renta de Transición a la emergencia, que se cobren tarifas de manera ponderada de acuerdo a los ingresos de los núcleos familiares, que se establezca alguna herramienta que prohíba o evite los despidos de los lugares de trabajo y mantenga los colectivos laborales y la necesidad de defender el salario real de la gente y sus ingresos. Una plataforma para los sectores más desposeídos y vulnerables de nuestro pueblo, ese fue el planteo del movimiento sindical y popular. Y por último, un aplauso que realmente fue una demostración de adhesión a esta plataforma y esta concepción”.

Abdala caracterizó la plataforma como “una mano tendida a los que la están pasando realmente mal, a los casi 170.000 trabajadores que están en el seguro de paro y los 400.000 que viven en el día a día que genera la circulación de dinero, el vendedor ambulante, artista callejero, monotributista y quien trabaja en espectáculos públicos” y destacó la necesidad de controlar que no haya precios especulativos. A su vez, explicó que “en 2018 los consejos de salarios establecieron mecanismos para que el salario no se deteriore”. “La gente que está en la informalidad, vive de la circulación del salario, por eso es negativo que se apele al aumento del IVA para recaudar, porque es regresivo e impide la circulación de dinero”, puntualizó.

El dirigente metalúrgico destacó que “planteamos también con mucha claridad que si, atendiendo la situación que estamos viviendo se quieren diferir los Consejos de Salarios, lo que corresponde es que se prorrogue la vigencia de los convenios colectivos. Ya venció el convenio de la construcción y en pocos meses vencen la totalidad de los convenios. Esa medida es imprescindible”.

Abdala consideró que Lacalle Pou subestimó la convocatoria del 1° de mayo y al PIT-CNT, ya que “los momentos previos a la preparación del 1° de mayo fueron sumamente intensos en agresividad, promoción del odio y trabajo para aislar al PIT-CNT. “Hay dificultades para moverse de manera normal, la clase trabajadora tiene la propensión a aglomerarse, esto, en medio de una pandemia, tiene su limitación. No fue fácil la decisión del PIT-CNT. El SMU elaboró un protocolo para que desarrollara la caravana en excelentes condiciones sanitarias”. Sobre la negativa a ceder la cadena nacional, Abdala señaló que “se cometió un error que implica un recorte democrático, de los que hay varios para señalar, pero potenció esa rebeldía y necesidad de salir.” “Fue impresionante la cantidad de gente que participó en estas condiciones. La prohibición de la cadena permitió que la armáramos entre todos y fuera diversa, flexible, tuvo la caravana, el aplauso y la cadena y la conferencia de prensa, que aunque fue cortada, los medios más vistos fueron aquellos donde no la recortaron”, expuso.

A su vez, Abdala estableció que “la diferencia entre la caravana y el acto fue que el protagonista fue cada vehículo, realmente una acción depositada en la movilización individual pero que el protagonista era cada participante, no solo se destacan solamente quienes hacen uso de la palabra en nombre de un enorme colectivo, no era ir a ver el acto y la oratoria de tal o cual dirigente, estábamos todos ahí, en condiciones de iguales, desarrollando una acción por una plataforma que también rechazó la Ley de Urgente Consideración”.

Sobre el desarrollo de la Marcha del Silencio organizada por Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, Abdala señaló que la “contundencia” de esta Marcha, propuesta como virtual en este contexto, “es una cuestión de carácter central, desde la perspectiva de construir futuro” ya que “no existe posibilidad alguna de emancipación de la clase trabajadora y el pueblo que no sea caminando a través de una radicalización de la democracia”. “Las labores de Verdad, Memoria y Justicia, nunca más terrorismo de Estado deben estar ‘arriba de la mesa’, y como probablemente no haya el mismo énfasis desde las políticas públicas para avanzar en esta dimensión es una responsabilidad del pueblo que el 20 de Mayo sea efectivamente masivo”, enfatizó. “Desde el PIT-CNT solo decir que pondremos todo lo que tenemos al servicio de un gran 20 de Mayo como lo convoque Madres y Familiares”, concluyó.

Soraya Larrosa, Fernando Pereira y Marcelo Abdala durante la conferencia de prensa del PIT-CNT en el 1º de Mayo. Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS