Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

“Es un logro haber sacado de la LUC los artículos contra ANTEL”

La senadora Carolina Cosse explicó la importancia de que se hayan retirado de la LUC dos artículos “lesivos” contra ANTEL que le obligaban a compartir su infraestructura con la competencia.
0
400

Por Gabriel Mazzarovich

La senadora Carolina Cosse, de Unidad para los Cambios y el Frente Amplio, destacó esto como un avance pero alertó que la Ley de Urgente Consideración (LUC) y la concepción que la inspira implican “una embestida hacia los valores más importantes sobre los cuales se ha construido la democracia en Uruguay, eso es lo que creo. No es contra ANTEL, es contra la democracia”.

-¿Qué implica que no estén más en la LUC los artículos 268 y 269, referidos a ANTEL?

El gobierno pretendió a través de la Ley de Urgente Consideración (LUC) forzar a ANTEL a brindar su infraestructura a los privados. Luego de varios días de denunciar públicamente este atropello, logramos en la Comisión Especial del Senado que analiza la LUC , que el gobierno anunciara que retiran esos artículos.
Es un logro que estos dos artículos no estén en la LUC, es un avance, creo que no deben estar en ningún lugar. Hablan de crear un ecosistema de comunicaciones. Ya hay un ecosistema de comunicaciones, ANTEL ha hecho negocios con todo los actores que han querido hacerlo; con los cable operadores, en particular con los del interior, con empresas de distinto tipo, con aplicaciones. Hay un ecosistema activo.
Estos artículos son innecesarios, inexplicables, atentan contra la competencia, desestimulan la inversión privada y también la inversión pública.
Está bien que esos artículos no estén en la LUC, creo que se atendió a un reclamo y a una preocupación fundada, con estas cosas no se puede jugar y espero que no estén en ningún lugar.
En estos días recibimos una enorme cantidad de mensajes, miles, destacando el avance de que estos dos artículos, tan lesivos para ANTEL, se hayan sacado de la LUC. Esto es una gesta colectiva, de compromiso, de fundamentos, de lucha. Y es un avance.

-¿Hay una ofensiva contra ANTEL, en la LUC, en la Ley de Medios, en afirmaciones de las autoridades del gobierno?

Creo que la LUC, que dije y sostengo que es inconstitucional, es mucho más que una ofensiva contra ANTEL. Implica una pérdida de calidad democrática. Va contra conceptos que hacen a la construcción del Uruguay democrático. Este Uruguay de hoy se viene construyendo desde hace 100 años con algunos conceptos estratégicos muy importantes. Y me remonto a la época de don Pepe Batlle, con un fuerte rol del Estado en las áreas estratégicas y una fuerte educación pública.
Entonces no socavemos eso ahora para los próximos 100 años y, en vez de preocuparnos por análisis ligeros, vamos a preocuparnos por estos 5 años, que como están llevándose por delante las bases de nuestro desarrollo van a estar bastante difíciles.
Vamos a preocuparnos por las 150 mil personas que fueron al seguro de paro, vamos a proponer cuestiones que estimulen la inversión privada, no que la desestimulen, desarmando nuestras empresas públicas.
Creo que hay una embestida hacia los valores más importantes sobre los cuales se ha construido la democracia en Uruguay, eso es lo que creo. No es contra ANTEL, es contra la democracia.
Porque no es solo en las telecomunicaciones, también es en la educación, por ejemplo.
Tenemos que entender que hay que trabajar en serio por el Uruguay, dejar de plantearse generar titulares para los medios, con todo respeto lo digo, y trabajar en serio por el Uruguay. Nosotros estamos en eso, dialogando, haciendo preguntas, haciendo propuestas. Me parece que es hora de menos show y más trabajo.

-En una reciente transmisión en vivo por las redes sociales abordó en detalle que implican esos dos artículos que se sacaron de la LUC, ¿en resumen cuales son los contenidos más importantes?

Vamos a intentar resumir lo que fundamentamos y explicamos en esa transmisión.
El artículo 268 era el referido a “Ubicación compartida y uso compartido de la infraestructura”. Hay una primera parte que estaba de más, que no es necesaria, porque ya se hacen acuerdos voluntarios para compartir la infraestructura, en particular los sitios donde están las radio bases, este artículo está pensado para eso. Hay una segunda parte que es la verdadera razón y habla de que “el Estado fomentará la celebración de acuerdos voluntarios entre operadores para la ubicación compartida y el uso compartido de
infraestructuras situadas en bienes de titularidad pública o privada, en particular
con vistas al despliegue de elementos de las redes rápidas y ultrarrápidas de
comunicaciones electrónicas”. Eso es referido a la 5 generación celular. ANTEL fue pionera en instalación de la 4 generación en América Latina, empezamos en el Cerro y Punta del Este.
Pero luego dice que el Estado podrá “imponer de forma obligatoria” a los operadores que tengan estos sititos que lo tienen que compartir.
ANTEL tiene el 54% de la telefonía celular en Uruguay, luego de un gran esfuerzo, y tiene 1.500 sitios con radio bases, radio bases tiene muchas más, pero esa cantidad de sititos. Esos sititos son el resultado de un estudio, para elegir las mejores locaciones, para la mayor cobertura, luego hay negociaciones porque en general son sitios de privados, luego ANTEL hace mejoras, por ejemplo de alimentación eléctrica, limpia el terreno y lo mantiene, construye torres. Es decir, a lo largo de estos años hay un valor acumulado que es mucho más que el alquiler. El competidor que sigue a ANTEL en cuanto porcentaje del mercado de celulares tiene menos de la mitad de sitios que ANTEL.
Es obvio señalar que la empresa de telecomunicaciones que tenga más y mejores sitios tendrá una ventaja para desplegar la nueva red de 5 G. En esa situación está ANTEL, tiene más cantidad de sitios, más del doble que su competidor más cercano, mejor ubicados y en todo el territorio nacional.
Los operadores privados hoy están en absoluta libertad de hacer estudios, negociar, invertir y tener más sititos. Nada se lo impide.
Con este artículo lo que se hacía era ahorrarle todo eso a la competencia de ANTEL y además, al contrario de lo que se dice como objetivo, desestimular la inversión privada, porque no tenían que invertir nada.
No nos parece legítimo que permitan a los competidores privados aprovecharse de una ventaja que ANTEL construyó de manera legítima.

-¿Y el artículo 269?

El artículo 269 es sobre “Acceso o uso de las redes de comunicaciones electrónicas)”, y este está dirigido solamente a ANTEL.
Dice: “Las entidades estatales que sean titulares de infraestructura, en especial de
redes de telecomunicaciones, prestarán servicios mayoristas sobre su
infraestructura y redes a aquellos prestadores de servicios de telecomunicaciones interesados en el acceso o uso, para promover la inversión eficiente en el despliegue de redes”. Se refiere a ANTEL y a la red de fibra óptica al hogar. Habla de prestar “servicio mayorista”, lo que es nuevo, sobre el cable y sobre la red, los equipos, las conexiones.
Lo más revelador es a quién: a aquellos prestadores de servicios de telecomunicaciones interesados en acceder a ella o en usarla. Dice eso textualmente.
Esto quiere decir que ANTEL debe prestar servicios de mayorista en su red de fibra óptica al hogar a su competencia.
Dice el artículo que esto es para promover la inversión eficiente en el despliegue de redes. Esto es muy raro, no se puede referir a ANTEL. Porque ANTEL en medio de lo duro que es, en Uruguay y en el mundo, competir en telecomunicaciones, lo que exige inversión, innovación, ha logrado mantener su facturación en el entorno de los 1.000 millones de dólares. Eso es un gran logro, de hecho es mirado con mucha atención en el mundo. ANTEL ha dado ganancias promedio de 130 o 140 millones de dólares y ha mantenido un margen neto de 13%. Decimos esto porque ANTEL no está exenta de ningún impuesto, una empresa privada cuando invierte descuenta en el IRAE, ANTEL no.
Entonces no se puede referir a ANTEL, porque ANTEL ya es eficiente.
Algunos voceros en estos días han criticado a ANTEL porque dicen que no amortizó la inversión en fibra óptica, lo que no es cierto, porque se está amortizando desde el 2012, está en los balances. Pero además ni aunque fuera cierto. Este artículo obliga a ANTEL a vender el uso de su red de fibra óptica a precios mayoristas, que son menores que los que ahora obtiene a precios minoristas y además a su competencia.
Luego el artículo dice: “Las condiciones para el acceso o uso de estas infraestructuras y redes de telecomunicaciones serán equitativas, no discriminatorias, objetivas,
transparentes, neutrales y bajo precios de mercado para todos los prestadores
de servicios de telecomunicaciones que brinden servicios en el país”.
Esto quiere decir que ANTEL, que es la única empresa que tiene esa infraestructura en todo el país, debe brindársela a sus competidores.
Pero me quiero detener en el “precio del mercado”. ¿Cuál es el precio del mercado de un servicio que no existe? No hay servicio mayorista de red de fibra óptica.
Luego agrega el artículo: “De conformidad con lo dispuesto anteriormente, los precios deberán ser razonables, considerando el costo de las inversiones, su operación y
mantenimiento. Se buscará que los diversos prestadores, puedan competir de
forma razonable en el mercado minorista”.
Esto, que aparentemente estaría bien, no lo está. Uno de los grandes diferenciales de ANTEL en el despliegue de la red de fibra óptica es la eficiencia con que se hizo y haber logrado los menores precios posibles. Por ejemplo, en el Reino Unido el costo por hogar conectado es el doble de lo que es para ANTEL. Con este artículo estamos penalizando la eficiencia de ANTEL. Se está aprovechando de la gestión eficiente de ANTEL.
Luego agrega que se buscará que todos los prestadores, ANTEL y su competencia, puedan competir de “forma razonable” en el mercado minorista.
La competencia pasará a vender, sobre la misma infraestructura de ANTEL, a los hogares y las empresas, en forma minorista.
Es decir, le van a quitar clientes a ANTEL. Se va abrir el mercado de hogares generando competencia sobre el esfuerzo de un solo operador, ANTEL.
Hablemos un poco de la experiencia internacional. La figura de mayorista se utiliza en el mundo cuando no hay inversión. Cuando no hay fibra óptica al hogar. Comienza un operador y se le dice hasta que no se cubra un 20% está obligado a compartir su red, y al mismo tiempo se obliga a la competencia a que también vaya construyendo su red. En general cuando se llega a un 40% de cobertura ya no se comparte.
Pero Uruguay está en el 84% de los hogares conectados a internet, casi el 100% de las empresas conectadas, todos los centros educativos.
Entonces, no hay problema de eficiencia en ANTEL, no hay problema de amortización de la inversión, no hay problema de cobertura. Tampoco hay problema de precios, están toda la gama de precios, esta el producto Universal Hogares que permite, sobre fibra óptica, tener un servicio sin costo, limitado en tráfico. Incluso en la pandemia para apoyar a la gente se multiplicó por diez el límite de tráfico.
Esto no se va a poder mantener si le taladran a ANTEL toda su cartera de productos obligándola a compartir infraestructura con su competencia.
ANTEL como empresa pública, tiene productos competitivos y productos de interés social, hay 120 mil hogares conectados así. Esto puede existir porque el resto de los hogares pagamos precios razonables, la tarifa de ANTEL siempre se ha ajustado, en los últimos años, por debajo de la inflación.

-¿Cómo impactaría esto en el desarrollo futuro de la red 5G y en ANTEL?

La 5G celular tiene celdas mucho más pequeñas porque trabaja en una frecuencia más alta, también necesita mucho más banda ancha, eso hace necesario que haya que poner más celdas. Se estima que se tienen que poner 5 a 10 veces más radio bases que las que se pusieron para 4G. Hay que poner más y más dispersas en el territorio. Esas radio bases se van a conectar con fibra óptica. Entonces esto va a servir para que si un operador de telecomunicaciones no quiere invertir en infraestructura de fibra óptica para la interconexión de su red, no lo va a tener que hacer porque ya lo hizo ANTEL. Esto es muy relevante porque en el mundo se calcula que de la inversión que un operado tiene que hacer para desplegar la 5G celular, entre un 40 y un 50% es la infraestructura de interconexión. ANTEL ya invirtió en esta infraestructura, ya la tiene, es una ventaja genuina.
Insisto estos artículos no estimulan la inversión privada, al contrario la desestimulan. Es muy importante que los operadores que quieren desplegar 5G inviertan en su infraestructura, porque las inversiones calificadas son bienvenidas y, porque, en este momento de impacto en el trabajo de la pandemia, generarían muchos puestos de trabajo, que si estos artículos se aprobarán, no se generarían.

Comentarios cerrados.