Para Amelia

Amelia, tu sonrisa aletea como mariposa,
bajo el sol, colibrí, milagro.
Tu sonrisa es nuestro llanto, nuestra lluvia bendecida, nuestra nobleza,
tu amor a la vida ardiendo en tu mirada,
Es tu lucha por un mundo mejor, nuestra porfía, nuestra esperanza
Amelia en la oscuridad latía tu silencio,
mientras miles de silencios invocaban tu bravura y la de tantos que pusieron su vida contra el odio y el desprecio.
Amelia hoy volviste a nuestro puño en alto, a nuestro orgullo enhiesto, a nuestra lucha a nuestra bandera que flamea con el viento del alma .
César Barretto Luchini

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas