Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

PIT-CNT impulsa ámbito tripartito de estudio sobre impacto de un TLC con China

0
141

El secretario general del PIT-CNT, dijo esta mañana que el movimiento sindical impulsará un ámbito tripartito de estudio «con mucha rigurosidad» sobre las consecuencias y el impacto que podrá tener la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China. Marcelo Abdala explicó a los medios de comunicación que naturalmente preocupa «la enorme asimetría que existe entre la economía de América Latina y la de China», particularmente en relación a un país tan pequeño como Uruguay, al tiempo que advirtió que «libre comercio no es igual que desarrollo».

A pocas horas del anuncio del Poder Ejecutivo sobre la oferta formal de la República Popular de China para iniciar el «análisis de prefactibilidad» para avanzar hacia un Tratado de Libre Comercio entre ambos países, el secretario general del PIT-CNT informó a los medios de prensa que desde su perspectiva, los TLC «no necesariamente implican trabajo de calidad y desarrollo de nuestros países, porque cuando dos países de estructuras económico productivas tan distintas, mejoran sus flujos comerciales, lo que sucede es que se hacen aún más profundas las asimetrías». En tal sentido, para Abdala los países se tienen que preparar para una inserción internacional que potencie su desarrollo y su trabajo de calidad. Abdala trasladó al Secretariado Ejecutivo una propuesta para que se convoque a los actores del mundo del trabajo para analizar con rigor «los pro y los contra» de una iniciativa de este tipo, «porque hay intereses ofensivos y defensivos y el país tiene que prepararse para conversaciones de este tipo».

El dirigente sostuvo que la mirada del movimiento sindical sobre un TLC no está relacionada a un tema diplomático ni de declaraciones políticas, sino que se trata de la inserción internacional directamente relacionada al trabajo de calidad y a la vida de la gente. Asimismo, remarcó que la mirada del PIT-CNT está directamente colocada en los mecanismos de integración de América Latina. «Si países como los nuestros no se juntan para negociar con las grandes potencias, los tiburones se comen la sardina. Este es el problema», remarcó. «La Unión Europea no nació por un acuerdo comercial, ellos nacieron como bloque integrado a partir de la comunidad económica del carbón y el acero. Esto significa que las integraciones que también tienen sus problemas y sus dificultades, que han nacido de manera más sostenible, primero priorizaron lo productivo y después lo comercial. Nosotros empezamos al revés».

Consultado sobre la realidad actual del país, dijo que Uruguay actualmente «no está preparado» para refrendar un acuerdo con el gigante asiático, pero que se debe conformar un ámbito tripartito de estudio para analizar la viabilidad y sus efectos. «Se requiere una discusión muy rigurosa, muy profunda, no solamente del sistema político que tiene que estar todo muy comprometido en esta discusión, sino de toda la sociedad civil», subrayó. En este sentido, mencionó la relevancia que cobra la dimensión del trabajo en un posible acuerdo con China. «De lo contrario trabajaremos gratis. Si no incluimos las dimensiones laborales, ¿qué garantías tenemos? Me da gracia porque a la hora del bloqueo contra Cuba los gobernantes hacen énfasis en sus diferencias políticas con el régimen cubano, cuando notoriamente es un país chiquito, pobre y asediado por el imperialismo americano con el bloqueo. Ahora, para hacer un Tratado de Libre Comercio con China no pasa nada, son ellos los que están en contradicción. Nosotros siempre tenemos la misma posición», apuntó.

Comentarios cerrados.