Amelia “la Pocha” Sanjurjo (*)

Amelia Sanjurjo fue militante clandestina del PCU y hoy es una de las 197 desaparecidas y desaparecidos por los que sin tregua peleamos por su aparición, por el esclarecimiento del crimen, y el juicio y castigo de los culpables

Amelia Sanjurjo fue una vecina de Colon, uruguaya , frenteamplista y comunista desaparecida por la dictadura fascista el 2 de noviembre de 1977. 

La Pocha, como le decían sus amigos y camaradas, nació el 23 de setiembre de 1936, por lo que tenía 41 años cuando fue raptada por personal del Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), llevada al centro de reclusión clandestino de La Tablada (camino Melilla y camino Eduardo Pérez) y brutalmente torturada, fue desaparecida el 8 o 9 de noviembre ahí mismo. La Tablada tiene el terrible récord de ser el centro clandestino de reclusión y tortura con más desaparecidos con 13 compañeras y compañeros

Vivía en Garzón 1654 casi Checoslovaquia, en Colón, y era trabajadora de la editorial Mundo Libro en la calle Cerrito 685, en la Ciudad Vieja.

Al momento de caer estaba embarazada, por lo tanto, el crimen es doble, contra ella y contra su bebe.

Fue una luchadora por la libertad, la democracia y un mundo mejor, y la recuerda como tal la placa que está en la plaza de Casavalle y Coronel Raíz, la llamada “plaza del Boca”.

Al momento de su secuestro era la secretaria de organización del seccional 9° del PCU en la clandestinidad.

Ahora sabemos que fue asesinada y enterrada en el Batallón 14° de Infantería de Toledo.

Transcribimos palabras de Lille Caruso, vecina de Lezica , viuda de Álvaro Balbi, asesinado por la dictadura, luchadora infatigable por la verdad y justicia y amiga de Amelia: “Hablar de la Pocha es inseparable de recordar la alegría y dulzura que la caracterizaban, que se complementaban con su responsabilidad y convicción militante, de su vida dedicada al Partido Comunista.

Su vida estaba dedicada a la militancia, luchando contra la dictadura y el terrorismo de Estado, al que todo el pueblo uruguayo se enfrentaba. Las calles de la zona dieron testimonio de su militancia, de su responsabilidad, de sus convicciones políticas. No hubo frio, lluvia o calor intenso que le impidieran cumplir su responsabilidad de ser parte de ese pueblo que enfrentó y venció esa dictadura que azotaba el país.

Fue hija de un viejo luchador de la República Española, quien sin dudas le transmitió su dedicación a la lucha por la libertad. Cuando quedó sola se vio obligada a alquilar una habitación de su casa a un compañero joven de la zona, Carlos Aguilera que declara: “El 30 de octubre de 1977 al entrar encontré que había personas de particular con botas negras que venían a buscar a Amelia y dejaron una ratonera. Durante varios días permanecieron allí; a mí me permitían ir a trabajar, pero me vigilaban. Me enteré de que a ella ya la habían detenido, pero permanecieron en la casa esperando a compañeros de militancia”.

Se cree que la Pocha fue detenida en la calle Cerrito cuando caminaba rumbo a Mundolibro, que era la editorial donde trabajaba.

Trasladada a La Tablada, centro clandestino de detención del OCOA, fue torturada brutalmente durante varios días. Durante su detención, en este lugar tristemente famoso, el coronel Jorge “Pajarito” Silveira se ocupó personalmente de torturarla. Sabía de su responsabilidad política y veía ahí la posibilidad de detener a todo un seccional. Esto no sucedió porque Pocha prefirió morir, entregar su vida, antes que de su boca saliera un solo nombre intentando huir de la tortura, fue asesinada.

La Pocha amaba la vida, amaba a los niños y hubiera deseado ser madre. Estaba embarazada de su primer hijo en el momento de su detención”.

Hermanos míos:

Yo no tengo intención de morir,

Si soy asesinado;

Se que entre ustedes seguiré viviendo:

Yo estaré en los poemas de Aragón, 

Yo estaré en la paloma de la paz, de Picasso,

Yo estaré en las canciones de Paul Robeson

Y sobre todo

y lo que es más hermoso: 

Yo estaré en la triunfante risa del camarada

Nazim Hikmet (poeta comunista turco preso 17 años).

(Nota basada en el material elaborado por el Seccional 9° del PCU al inaugurar hace pocos días su local que lleva el nombre de Amelia Sanjurjo)

Foto de portada

El 6 de junio del 2023 hallaron los restos de Amelia Sanjurjo enterrados en el Batallón 14. Foto: Daniel Rodriguez /adhocFOTOS.

Nota relacionada

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas