“La reforma se sustenta en la espalda de los trabajadores”

Ana Olivera: “Ninguno de los cambios hacen que se modifique la visión que tiene el FA sobre este proyecto”.

Victoria Alfaro

La diputada de la 1001 y el Frente Amplio (FA) Ana Olivera, que integra la Comisión Especial que analiza la reforma jubilatoria presentada por el gobierno dijo que “hay una serie de preguntas que hicimos que el gobierno nunca respondió” y reclamó que el Poder Ejecutivo “comparezca en la Comisión y explique el alcance de los cambios que ahora anuncian”.
Este jueves el Partido Colorado pidió un nuevo cuarto intermedio para analizar los cambios acordados entre Lacalle Pou y Cabildo Abierto, que no conocía. Los cuestionamientos del FA, el PIT-CNT, ONAJPU y la academia siguen sin respuestas.

¿Cómo caracterizaría la situación de la discusión sobre la reforma jubilatoria del gobierno, cuáles han sido las principales novedades en estos días?

Lo primero es que desde nuestra última charla hasta ahora lo que hay es una gran incertidumbre, porque los cambios que han estado propuestos no han sido acompañados de una comparecencia del Poder Ejecutivo para explicarnos efectivamente de que se tratan y en qué punto afectan o no el objetivo que ellos se plantearon, que es uno solo: la búsqueda de la sustentabilidad financiera.
En realidad, desde que el proyecto vino del Senado a la Comisión de Diputados, hemos hecho una serie de preguntas, las hemos repetido, en la primera comparecencia y en la segunda comparecencia del Poder Ejecutivo, no había datos reales de que significaba ese cambio. Luego de esto el Poder Ejecutivo envía 52 modificaciones y además hay otras planteadas dentro de la propia coalición, pero ya a nivel parlamentario. Por eso decimos: cuál es el impacto de esto, qué significa, sobre qué bases se hacen estas modificaciones. Hasta el día de hoy no hemos logrado respuestas, en realidad lo único que ha habido cada vez que se convoca la Comisión de parte de la coalición es la solicitud de un cuarto intermedio. Las primeras veces en función de la necesidad de Cabildo Abierto de incorporar determinados temas y luego que en la negociación en el Parlamento no lo logra, es más, hay una parte de las modificaciones propuestas ahora sobre las que el Partido Nacional dijo reiteradas veces que era imposible aceptarlas.
Se trata de cuáles son los años que se toman para el cálculo jubilatorio, hoy nos jubilamos con 60 años, 30 años de trabajo y con un promedio de 45% del ingreso de los últimos 10 años o de los mejores 20. La propuesta que hace el Poder Ejecutivo inicialmente, es que quienes nacieron después de 1975, se van a jubilar con 65 años, con 30 años de trabajo y con un cálculo del promedio del 45% de los mejores 25 años. Ya perdías con la edad y con el cálculo de ese 45 % y con los 25 años, porque se estira el promedio. Con esos 25 años los afiliados al BPS pierden un promedio de un 4.7% de sus jubilaciones y los militares perderían más de un 14% según nuestros cálculos, porque nadie nos ha dado cifras oficiales con respecto a esto.
Entonces uno de los cambios más importantes es que en la conversación del presidente de la República con el senador Manini Ríos se acuerda que en vez de ser los mejores 25 años pasen a ser los mejores 20 años.
¿Qué sucede con este tema y otros como el de la bonificación para el sector militar que se jubilan con menos años y un mayor porcentaje?
¿Qué es lo que sucede? Que el Partido Colorado pregunta sobre las cuentas del impacto de esto. Primero viene el doctor Saildain a conversar con el Partido Colorado y habla de 300 millones de dólares anuales. Esto es un calculo al vuelo porque viene Isaac Alfie y dice que las cuentas no estaban hechas al día que la Comisión se iba a reunir. Entonces el Partido Colorado solicita un cuarto intermedio hasta este jueves 13 de manera de tener todos los datos y cálculos, conocer las redacciones de los materiales. Y luego el mismo jueves plantea otro cuatro intermedio, dice que va a tener una reunión de bancada y que van a presentar la semana que viene otras propuestas. Lo cierto es que el gobierno no ha respondido las preguntas del FA, no aclara el alcance de los cambios que dicen haber acordado con Cabildo Abierto y ahora estarán los que proponga el Partido Colorado. Lo que domina es la incertidumbre por responsabilidad del gobierno en un tema tan delicado y de tanto impacto sobre la población.

-¿Cuál ha sido la posición del Frente Amplio en todo este ir y venir?

Nosotros venimos planteando una cantidad de preguntas que a la fecha no han tenido respuesta, esperemos que las tengan, pero al mismo tiempo hemos solicitado que venga el Poder Ejecutivo a la Comisión, no ha darle explicaciones al Partido Colorado o a Cabildo Abierto, tienen que darle explicaciones a la Comisión. La oposición que somos nosotros, el Frente Amplio, somos la bancada mayoritaria y esta historia de que no estamos convidados en estos debates que están teniendo hace objetivamente que no haya información, que no aparece ante la opinión pública. Dicho esto, además de que venga el Poder Ejecutivo, seguimos insistiendo en que tienen que venir el PIT-CNT, ONAJPU, CINVE, a la que han cuestionado en su profesionalidad, primero hablando de metodología, pero ya después Saldain los trató de mercachifles.
La Comisión estaba convocada para el lunes a las 10 horas. ¿Qué hicimos? Antes que se pidiera el cuarto intermedio decir que nosotros queríamos que se hicieran presentes todas las organizaciones que te mencione. Además de reiterar la cantidad enorme de preguntas que siguen sin ser contestadas a nuestra bancada. El Partido Nacional sigue diciendo que por el momento no se avizora que venga nadie a explicar nada a la Comisión. Siempre lo pongo en condicional porque quiero creer que en algún momento podrían dejar de ningunearnos y que se debería transparentar esto en un debate en la Comisión y no en que haya cierre del acuerdo y no venga nadie, ni haya posibilidad de réplica de opiniones distintas dentro del movimiento social y de la academia.
En este marco, el martes 11 el Partido Colorado comunicó que iba a pedir un cuarto intermedio nuevamente para el 20 de abril para tener una mayor oportunidad de estudiar los cambios. Creo que hay mucha gente que ha quedado con las ruedas para arriba, el Partido Colorado y el Partido Independiente han estado defendiendo todo el tiempo que este es el proyecto y que no se puede mover un punto y una coma porque se desarma la propuesta y por lo tanto el descenso del déficit que se plantea. Por otro lado, el Partido Nacional en la Comisión sistemáticamente ha señalado que hay cosas que no pueden ser tocadas y que ya se lo dijo a Cabildo. Y los negociadores que Cabildo que pasaban por locos que pedían cosas imposibles, entre el presidente de la República y el senador Manini Ríos se acuerdan esos imposibles.
A todo esto, el Frente Amplio no es un mero espectador, nosotros seguimos con una postura firme y esto es importante porque algunos han intentado, como lo dijo Cabildo, decir que capaz que, si se logra que no haya inversiones en el exterior de parte de las AFAP, Cabildo no las vote, pero el FA sí. Nada que ver, nosotros no votamos un solo artículo vinculado con las AFAP de este proyecto, eso tiene que quedar absolutamente claro, sea la modificación que sea.
Es decir, estamos en contra de la filosofía que tiene este proyecto en forma y en contenido. Entendemos que el proyecto de reforma al que aspiramos es donde está contemplado la sustentabilidad económica y social, que requiere otras formas de financiamiento, en este proyecto y eso no cambia la forma de financiamiento son las espaldas de los trabajadores, sin duda alguna. Que por supuesto estamos en contra de ese proceso que se inicia a los 180 días de aprobada la ley en que se incorpora obligatoriamente a las AFAP´s, todos los nuevos trabajadores de todas las cajas, no importando caja ni nivel salarial. Estos son los aspectos troncales que tiene este proyecto y, por supuesto, el otro eje, que no sabemos que va a pasar con él, si estará incluido o no en las modificaciones, que aún no han llegado, es el tema de la agencia reguladora, porque en este proyecto se la da un enorme poder, por encima de todos, a una agencia reguladora que tiene plenos poderes para tomar decisiones sobre las jubilaciones y las pensiones.
Hay una parte de los cambios que conocemos porque ingresaron a la Comisión, hay otra parte que solo sabemos por la prensa cuales son y que tiene que haber una sesión de la Comisión donde el Poder Ejecutivo los presente.
Pero insisto, ninguno de los cambios, ni los presentados, ni los anunciados, hacen que se modifique la visión que tiene el FA sobre este proyecto.
Es un proyecto que no tiene un diálogo previo y no tiene consensos. El FA hizo una reforma de la seguridad social enorme, que comenzó en el año 2008, pero previamente hubo un diálogo social durante el 2007 en el que fueron convocados los partidos políticos, la central de trabajadores, la academia, la OIT, expertos internacionales, organizaciones sociales y empresariales, organizaciones feministas.

Foto de portada:

Paro general y manifestación en contra de la reforma jubilatoria el mes pasado. Foto: Mauricio Zina / adhocFOTOS.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas