Las decisiones del gobierno provocan pérdidas millonarias en ANCAP

La Federación Ancap expresó en un comunicado su “profunda preocupación” por los resultados económicos del Ente en el primer trimestre del 2020, y señaló que “las áreas productivas del Ente (refinación, lubricantes, etc.) y las empresas vinculadas, generaron un a ganancia de 15 millones de dólares” pero “la fuerte devaluación generó perjuicios económicos al Ente de 65 millones de dólares”.
0
173

A su vez, el comunicado establece que “el aumento del dólar fue alentado por importantes actores del gobierno, dando señales claras sobre la ‘supuesta’ conveniencia del aumento del tipo de cambio” lo que “no solo generó pérdidas en el poder de compra de salarios y jubilaciones, sino también en empresas como Ancap, que tienen ingresos en pesos y buena parte de su deuda en dólares”.

“La situación se vio agravada por la caída de las ventas a causa de la pandemia, pero el gobierno nacional aumentó el IMESI a las naftas en un 11.75%, por encima del IPC 2019, haciendo que Ancap reciba $19.20 por litro de nafta súper. En el momento en que se tomó esta decisión se expuso a Ancap a perder $1 en cada litro de nafta que vendía a abril de este año”. El efecto fue moderado por la caída del precio del crudo hasta llegar a una paridad entre ingresos e ingresos, según expresa el comunicado.

Según la estimación del Ente, las pérdidas económicas en este año serán de entre 80 y 100 millones de dólares a causa de las decisiones del gobierno nacional.

Asimismo, Fancap señala que el artículo 234 de la LUC expresa respecto a la reforma del mercado de petróleo crudo y derivados que se “encomiende al Poder Ejecutivo, en un plazo de ochenta días contados a partir de la vigencia de la presente ley a presentar a la Asamblea General una propuesta integral de revisión tanto legal como reglamentaria, del mercado de combustibles (…)”

Fancap sostuvo que “la estrategia del gobierno parece evidente”, ya que “en el mismo momento en que se dé a conocer las pérdidas millonarias del Ente este año, el Poder Ejecutivo estará elevando a la Asamblea General una propuesta de cambio legal y reglamentario del mercado de los combustibles”, lo que consideran algo “demasiado obvio”.