INDDHH determinó “uso ilegítimo de la fuerza” por parte de la Policía

La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH), emitió hoy una resolución ante el procedimiento policial realizado los días: 11, 12 y 13 de abril en el barrio "La Bombonera" de Malvín Norte.
0
147

Por Victoria Alfaro

La INDDHH “entiende que existió actuación ilegítima del Estado, que implicó la violación de derechos humanos de las personas afectadas, a partir del uso ilegítimo de la fuerza letal y no letal por parte de la Policía Nacional”, dice la institución.

“De acuerdo a la información recibida por la INDDHH, el día 11 de abril se realizó un  operativo policial en el barrio mencionado. En dicho marco se produjo un enfrentamiento entre la policía y algunas personas que se encontraban en el lugar, consistente en intercambio disparos de armas de fuego y pedradas.El 12 de abril la policía nuevamente ingresó a la zona. En la intersección de las calles Menorca y Calle 2, un efectivo de la Guardia Republicana habría insultado a un transeúnte, lo que generó la reacción de éste. Acto seguido varios policías habrían descendido del vehículo en el que circulaban y le propinaron una golpiza. Ante dicha situación, intervinieron en su defensa vecinos que se encontraban jugando al futbol en una cancha próxima al suceso, quienes también habrían sido golpeados, por lo que debieron huir y buscar refugio en una vivienda cercana. La persona con quien se iniciaron los disturbios, culminó con varios impactos de munición no letal en el  torso.  Según la información recibida, la Policía disparó frontalmente hacia adentro del
domicilio donde se habían refugiado algunas personas. Posteriormente, en los lugares desde donde disparó la policía se habrían encontrado cartuchos de escopeta calibre 12/70 mm y casquillos de armas automáticas 9 mm. Señalan los denunciantes que algunos funcionarios recogían y guardaban los casquillos y cartuchos disparados. Dentro de la vivienda, además de las personas originalmente golpeadas, también se encontraban niños, niñas y otras personas que no habían tenido participación en el enfrentamiento con la policía. El día 13 de abril, se implementó un nuevo despliegue policial en el lugar, en esta ocasión de mayores dimensiones que las anteriores, llegando a cercarse toda la zona. El operativo, se realizó en forma coincidente con la hora en que se realizaba el reparto de comida en una “olla popular”. Varios transeúntes señalaron haber sido detenidos, interrogados en forma amenazante, así como golpeados por algunos funcionarios policiales”, informa el documento de la institución.

“El procedimiento del Ministerio del Interior de los días 11, 12 y 13 de abril, culminó con  el arresto de tres personas señaladas por la policía como autores del delito de desacato, posteriormente  liberadas por la Justicia”.

Según manifestó el Fiscal “No había una prueba fehaciente de que los detenidos hubiesen cometido algún hecho ilícito contra los agentes”.

“La intervención policial arrojó un saldo de varias personas golpeadas y heridas con impactos de munición no letal, entre ellos varios menores de edad y una persona con discapacidad intelectual. Del relevamiento realizado por la INDDHH, emerge como denominador común un temor generalizado en la  comunidad respecto a futuras intervenciones policiales con características similares”, advierten desde la institución de derechos humanos

“En la inspección de la zona, el Equipo Técnico de la INDDHH, recibió el relato que, al culminar los disturbios, vecinos auxiliaron a un adolescente que había sido agredido por la policia, y lo llevaron al Hospital Pasteur. Al arribar, un policía que se encontraba allí se acercó y pregunto por lo sucedido. Luego de ser puesto en conocimiento de los hechos, desestimo a esta persona a realizar la denuncia contra  la policía por las agresiones recibidas”, agrega.

“En el curso de la instrucción de la presente denuncia, llegó a conocimiento de la
INDDHH que con fecha 29/04/2020 se realizó un nuevo operativo policial en el barrio. Según información de prensa se realizaron varios allanamientos simultáneos. En dicho marco fue allanada, sobre las siete de la mañana, la vivienda que había sido objeto de disparos en el procedimiento anterior. Según se expuso a los técnicos de la INDDHH, el ingreso a la vivienda se realizó de manera violenta rompiendo la puerta y portando armas de fuego en mano, apuntando a los habitantes. En la inspección se desordenaron todas las pertenencias de los habitantes, incluyendo la medicación de una señora mayor con problemas cardíacos. Se esposó a un adolescente que no había ofrecido resistencia a los funcionarios. Cuando los habitantes pudieron, solicitaron la exhibición de la orden de allanamiento, se les exhibió un documento donde constaba la dirección de una vivienda distinta a la efectivamente allanada. El allanamiento de esa vivienda
culminó sin incautación de objetos ilícitos ni el arresto de personas”, denuncia.

Ante la solicitud de información a las autoridades policiales de parte de la INDDHH, “con fecha 24 de junio de 2020, el Ministerio del Interior respondió mediante nota señalando en lo sustantivo que: La Policía Nacional ingresa en forma diaria a la zona en cuestión, no representando en consecuencia, algo extraño a la ciudadanía”.

Documento completo de la INDDHH aquí:

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.