Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Jin Jiyan Azadî (Mujer, Vida, Libertad): Solidaridad de mujeres del Kurdistán con sus compañeras afganas

0
83

Mediante un comunicado el Comité de Relaciones y Alianzas Democráticas de la Comunidad de Mujeres del Kurdistán (KJK) reclamó la solidaridad con las mujeres y los pueblos de Afganistán.
La comunicación recuerda que el país ha sido “durante décadas (…) escenario de guerras por el poder”, guerras que trajeron como resultado, la entrega del mismo “a los misóginos talibanes”, una entrega que no puede comprenderse sin ubicarla en los resultados de “las políticas sucias de las potencias hegemónicas globales”.
Como consecuencia, añaden, “esta situación, que provocó una gran rabia e ira entre las mujeres y los pueblos de Afganistán y de todo el mundo, reveló una vez más la siguiente verdad: no hay poder en el que podamos apoyarnos más que el auto-poder, la auto-organización y la autodefensa. Lo que sucedió en Afganistán expuso muy claramente la hipocresía de los estados occidentales”, denuncian.
Para el KJK, en Afganistán, “las potencias de la OTAN han demostrado claramente que, para ellas, valores como la democracia, la libertad y los derechos de las mujeres eran meras herramientas para encontrar una excusa para sus propias políticas sucias. Los que intentaron legitimar su ocupación con los “derechos de la mujer” hace 20 años, ahora dejan la vida de millones de mujeres a merced de los talibanes”.
“Los que hoy entregaron Afganistán a los talibanes y los que ayer ocuparon Afrin, Serêkaniyê, Girê Spî (en Rojava) son los mismos poderes”, enfatizan.
En su comunicado público, el Comité de Relaciones y Alianzas Democráticas de la Comunidad de Mujeres del Kurdistán denuncia que, “desde la perspectiva de los pueblos, y especialmente de las mujeres, no existe una gran diferencia entre quienes están en el poder”, como resultado de sus sucios negocios y los talibanes.
“Al decir “No tenemos nada en contra de las creencias de los talibanes”, el propio Erdogan, el jefe del régimen fascista turco, admitió que comparten la misma mentalidad”, se añade.
Para el KJK, “el plan de Estados Unidos de entregar el control del aeropuerto de Kabul a la república fascista turca debe entenderse dentro de este marco. La cesión del control del aeropuerto a Erdogan debe verse como un paso más para fortalecer a Turquía, que dirige su política a través de la organización de bandas (irregulares y armadas). Esta es una gran amenaza y peligro para los pueblos y especialmente para las mujeres”.
En su denuncia, el KJK, hace especial énfasis en las evaluaciones que presagian un aumento de la violencia contra las mujeres.
Por ello y basándose en la propia experiencia de organización y lucha del pueblo y mujeres kurdas, consideran “que la única forma de defender nuestra existencia y voluntad contra las políticas imperialistas y coloniales de las potencias hegemónicas globales es a través de la organización”.
“Sin poder propio, auto-organización y auto-defensa, no será posible construir y mantener una vida libre”, recalcan.
Para la organización, no hay dudas que, “la cesión del control de Afganistán a los talibanes, enemigos de las mujeres y los pueblos, se produjo en el contexto de los intereses geoestratégicos que persiguen los estados occidentales, especialmente Estados Unidos en Oriente Medio y Asia Central”.
Ello ejemplifica, de forma directa cómo, “para los poderes en cuestión no importan en absoluto los deseos, la voluntad, los sueños, las esperanzas y los esfuerzos de los pueblos que habitan estas tierras”, a las cuales “solo ven desde la perspectiva del colonizador”.
“Durante los años de ocupación y el régimen talibán, quienes más lucharon y resistieron por la democracia real, la libertad y una vida digna, fueron las mujeres”, recuerda el comunicado del KJK, que finaliza haciendo “un llamado a todas las mujeres, especialmente a las de Medio Oriente, a solidarizarse con nuestras hermanas en Afganistán, a alzar sus voces, y defender sus vidas, logros y sueños. ¡Mejoremos las alianzas de nuestras mujeres contra estos poderes patriarcales y misóginos!”.

Comentarios cerrados.