Lula: Los 500.000 muertos de Covid-19 en Brasil son un genocidio

En la última semana se registró una media de 70.000 casos diarios de Covid-19.
0
42

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva calificó como “genocidio” la muerte de más de medio millón de personas en Brasil como consecuencia del coronavirus, para denunciar que han fallecido “por una enfermedad que ya tiene vacuna”.

Después de que el Ministerio de Salud brasileño confirmara que Brasil había superado las 500.000 muertes por la Covid-19, convirtiéndose en el segundo país del mundo en hacerlo, Lula dijo que este trágico hito se da, además, en “un país “un país que ya ha sido referente mundial en vacunación”.

“Esto tiene un nombre y es un genocidio”, escribió el exmandatario en un mensaje publicado a través de su cuenta en la red social Twitter, desde donde también mandó su “solidaridad con el pueblo brasileño”.

Las declaraciones del líder del Partido de los Trabajadores coinciden con las manifestaciones que tuvieron lugar el sábado en las principales ciudades de Brasil contra el presidente Jair Bolsonaro y su manejo de la pandemia.

El gobernante de ultraderecha, uno de los líderes mundiales más escépticos frente a la gravedad de la pandemia, promovió el llamado tratamiento precoz con medicamentos que no tienen comprobación científica de su eficacia contra el coronavirus, es contrario a las medidas de confinamiento y llegó a cuestionar algunas vacunas.

La entrada en el escenario político del expresidente Lula, líder de izquierda que recuperó sus derechos políticos tras estar en la cárcel por corrupción, ha presionado a Bolsonaro, luego que las encuestas, perfilan al expresidente como el principal adversario de Bolsonaro en los comicios del de 2022.

La tarde de este sábado, la cifra de muertos en Brasil por coronavirus superaba los 500.022 muertos, según datos del Consorcio de Medios, que reúne a los principales grupos de prensa del país y realiza balances basados en informes de los gobiernos regionales.

Los números fueron ratificados por el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, quien expresó en un tuit: “500.000 vidas perdidas por la pandemia que afecta a nuestro Brasil y al mundo”.

El virus continúa propagándose mientras el presidente Jair Bolsonaro se niega a respaldar medidas como el distanciamiento social.

El instituto de salud Fiocruz dice que la situación es “crítica”. Solo el 15% de los adultos están completamente vacunados