Rusia responde a provocaciones militares en el Mar Negro

0
24

“No podemos dejar de preocuparnos de que la OTAN esté aumentando constantemente su presencia militar a lo largo de nuestras fronteras”, denunció el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Alexánder Grushkó.

La advertencia, realizada este jueves por el alto funcionario ruso en la IX Conferencia de Seguridad Internacional en Moscú, agregó el peligro que representa que la región del mar Negro se esté convirtiendo en “un escenario de confrontación militar”.

Las declaraciones del diplomático ruso se producen luego de haberse suscitado, en la pasada jornada incidentes entre unidades de la Flota rusa del mar Negro y los Guardacostas.

Según anunciara la agencia de prensa Rusia Today (RT), unidades rusas de la Flota del Mar negro “recurrieron al fuego de advertencia cuando un destructor de la Armada del Reino Unido cruzó la frontera estatal de Rusia y entró en las aguas territoriales del país cerca del cabo Fiolent, en el sudoeste de Crimea, informó el Ministerio ruso de Defensa”.

De acuerdo a un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, “a las 11:52 del 23 de junio, el destructor Defender de la Armada británica, que operaba en la parte noroccidental del mar Negro, cruzó la frontera estatal de la Federación Rusa y se adentró 3 kilómetros en su mar territorial cerca del cabo Fiolent”.

Aunque se alertó a la unidad naval británica que se haría uso de las armas en caso de violación de la frontera rusa, esta “no reaccionó” a la advertencia”, informó el Ministerio.

Como consecuencia, “a las 12:06 y a las 12:08 un buque patrulla de guardacostas abrió fuego de advertencia” y a “las 12:19 un avión de ataque Su-24M efectuó un aviso con lanzamiento de bombas en la zona a la que se dirigía el destructor”.

De forma inmediata el buque británico Defender procedió a retirarse de las aguas territoriales rusas.

El incidente ha sido catalogado por el Ministerio ruso de Defensa “como una flagrante violación de la convención de la ONU” y se ha instado “a Londres a investigar con detenimiento las acciones del buque en el mar Negro”.

En paralelo con esta acción, se procedió a citar al agregado militar del Reino Unido.

La reacción del Ministerio de Defensa del Reino Unido con respecto a este incidente ha sido rechazar, vía comunicación en la red social Twitter que la unidad naval inglesa haya sido blanco de fuego de advertencia por parte de Rusia.

“Creemos que los rusos estaban realizando ejercicios de artillería en el mar Negro y habían proporcionado a la comunidad marítima una advertencia previa de su actividad. No se dirigieron disparos al HMS Defender y negamos que se lanzaran bombas en su camino”, afirma el comunicado británico.

El incidente, evaluado por analistas militares como un hecho “no aislado”, se produce a escasos día de dar comienzo a los ejercicios militares Sea Breeze 21.
Los mismos se llevarán a cabo entre el próximo 28 de junio y el 10 de julio, bajo la dirección de la Armada de Ucrania y la Sexta Flota de EE.UU.

“Estos simulacros serán los mayores desde que se realizan, con un total de 32 estados involucrados y participación de observadores. En las maniobras tomarán parte más de 5.000 efectivos, 32 buques de guerra y 40 aeronaves, informa la agencia UPI, que cita un comunicado de la Armada estadounidense”, consignó RT.

La información disponible destaca que, además, de la mayoritaria participación de países miembros de la OTAN, en el curso de los ejercicios militares se contará con la presencia de países no signatarios del Pacto militar como Pakistán, Marruecos, Australia y Senegal.

Desde comienzos de este mes, Rusia anunció que monitoreará de cerca los ejercicios.

“El Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia seguirá de cerca los preparativos y el desarrollo del ejercicio ucraniano-estadounidense Sea Breeze con la participación de los países de la OTAN”, declaró a la agencia de noticias rusas TASS el representante oficial del Ministerio ruso de Defensa, el mayor general Ígor Konashénkov.

En sus declaraciones el alto funcionario militar fue categórico al anunciar que Rusia “reaccionará adecuadamente a la evolución de la situación si fuera necesario”.