A estos “malla oro” les ha ido fenomenal: Covid 19 y riqueza en Estados Unidos

Mientras la pandemia conducía a un colosal aumento de la pobreza en el mundo, los multimillonarios estadounidenses vieron crecer sus riquezas en 1,8 billones de dólares.
El dato, aportado por la Agencia de noticias Prensa Latina (PL), evidencian lo ya imaginado: en un mundo donde las desigualdades mandan la pandemia de Covid-19, vino a exacerbar los defectos de los sistemas económicos y fiscales del país del norte.
Un informe del Instituto de Estudios Políticos (IPS), reporta que “la ganancia de la clase más adinerada creció de 3 billones de dólares al comienzo de la crisis en marzo de 2020 a 4,8 billones de dólares en agosto de 2021”, lo que equivale a que dichas fortunas subieron un 62 por ciento.
El listado de las 5 personas “más pudientes” del país, entre las se encuentra el empresario Elon Musk, gozan de los recursos necesarios, resaltó Chuck Collins investigador del IPS, para poder “pagar la mitad del paquete presupuestario de 3,5 billones de dólares que intenta impulsar el presidente Joe Biden”.
En el caso específico de Musk, desde marzo del 2020 hasta la fecha, “aumentó su riqueza de 150 mil millones de dólares en más del 600 por ciento”.
El otro dato relevante del Informe de IPS, señala PL, es que no hubo solamente un crecimiento de la riqueza de los multimillonarios, también aumentó el número de adinerados.
Para marzo del pasado año, existían 614 estadounidenses con cuentas bancarias de 10 cifras y para agosto esta cifra creció a 708.
Se trata, como se señala de un “crecimiento contrasta con el devastador impacto del coronavirus SARS-CoV-2 en la clase trabajadora (…) porque más de 86 millones personas perdieron sus empleos, casi 38 millones enfermaron y más de 625 mil murieron a causa de él”.
“La bonanza de los multimillonarios”, resalta Collins, “demuestra los defectos que Biden y los demócratas del Congreso intentan remediar mediante el paquete de 3,5 billones de dólares, aprobado por el Senado y en discusión por la Cámara de Representantes”.
En caso que la propuesta de Biden se convirtiera en ley, “los ricos y las empresas deberán pagar su parte justa de impuestos, y no aumentarán los tributos de ningún ciudadano que gane menos de 400 mil dólares al año”, enfatizó el autor de la investigación de IPS.
Con ello, agrega, se “ayudará a las familias trabajadoras y hará más asequibles la asistencia sanitaria, el cuidado de los ancianos y los niños, la vivienda, la educación y la inversión en energías limpias”.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas