El pueblo peruano defiende la democracia en las calles

La derecha fujimorista busca impedir que asuma Castillo con compra de magistrados y violencia en las calles.
0
13

Por Rony Corbo

Con todas las papeletas de la segunda vuelta electoral del 6 de junio contadas, en las elecciones peruanas el candidato de izquierda Pedro Castillo tiene una ventaja de unos 44.000 votos sobre la derechista Keiko Fujimori, en un total de más de 19 millones de votos.

La derecha fujimorista no reconoce el resultado electoral, y, como siempre hace, defiende la democracia cuando le es favorable y la ataca cuando no le es conveniente a sus intereses.
Poco le importa a la derecha peruana que hasta el propio Departamento de Estado de Estados Unidos describió el proceso el proceso electoral que se cumplió en ese país como un “modelo de democracia” y la Unión Europea calificó las elecciones de “libres y democráticas”.

La derecha peruana, el poder más concentrado, reaccionario y retrogrado, apuesta a la desestabilización política y no tiene límites, oscila entre los intentos de compra del tribunal electoral, el llamamiento al golpe de Estado e incluso el infaltable pedido de intervención de la Organización de Estados Americanos.

Siguiendo con el discurso de odio y mentiras que caracterizó la campaña, la derecha promueve ahora la violencia social y los enfrentamientos, que ya cobraron una vida: un militante del partido Perú Libre de Pedro Castillo falleció este martes días después de haber sido atacado por fujimoristas, cuando realizaba un plantón en defensa de la democracia. Otras decenas de manifestantes de izquierda han sido agredidos, mientras el presidente electo llama a la calma y a defender manifestando pacíficamente el resultado electoral.

Los audios de Montesinos

La Fiscalía de Perú anunció el inicio de una investigación sobre unos audios en los que el ex súper asesor del Gobierno de Alberto Fujimori, padre de Keiko, Vladimiro Montesinos, habla de comprar a tres miembros del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) quienes piden “un palo verde cada uno”. En los audios que se hicieron públicos Montesinos, en diálogo con el coronel del Ejército en situación de retiro Pedro Rejas Tataje, insiste incluso en la posibilidad de un golpe. Pedro Rejas decidió grabar y difundir los audios donde Montesinos intentaba sobornar a miembros del JNE para favorecer a Keiko Fujimori.

Montesinos, que fue el principal asesor político y dirigió un poderoso y siniestro aparato de Inteligencia durante la dictadura de Alberto Fujimori, está en prisión cumpliendo varias condenas por delitos de violaciones a los derechos humanos, corrupción, tráfico de armas y drogas en una prisión de máxima seguridad de una base naval, pero de alguna manera pudo usar un teléfono fijo para hacer más de 20 llamadas intentando sobornar a diferentes integrantes de ámbitos decisorios.

El juez electoral involucrado en los audios, Luis Arce dijo el miércoles por la noche que dejaría su cargo luego de que el jurado rechazara las primeras 10 solicitudes de anulación de votos presentadas por Keiko Fujimori,

La estrategia de la derecha es posponer la definición hasta el 28 de julio para proclamar a Pedro Castillo, ya que, si a esa fecha no se proclama, se deben convocar nuevas elecciones conforme a la constitución del país.

El grupo político de Keiko Fujimori, Fuerza Popular, dijo que, a la luz de la renuncia del magistrado, el gobierno debería considerar pedir a la Organización de Estados Americanos (OEA) que audite el proceso electoral, como se hizo en Bolivia, luego de las elecciones de 2019, proceso que, tras un vergonzoso informe plagado de mentiras y un papel canallesco de Luis Almagro, terminó con un golpe de estado contra Evo Morales.

Movilización popular para defender la democracia

Representantes de diferentes colectivos sociales, asociaciones civiles y de derechos humanos, partidos políticos y sindicatos se movilizaron desde la plaza “2 de Mayo” hasta la “San Martín” de Lima, en la denominada “Gran Marcha Nacional”, para apoyar la proclamación de Pedro Castillo. Con carteles, banderas y estandartes, miles de asistentes convocados por la “Coordinadora por la Defensa del Voto, la Democracia y la Patria”, abarrotaron la plaza exigiendo el respeto a la democracia.

Como expresa el Partido Comunista- Patria Roja en un comunicado: “esta ofensiva ultraderechista solo puede ser contenida y derrotada con el pueblo unido, organizado y movilizado, dispuesto a hacer respetar su voluntad expresada en las urnas. Saludamos a los hermanos ronderos y maestros que se están desplazando hacia Lima desde diversas partes del país; a las organizaciones populares, colectivos, partidos políticos, personalidades, a todo el pueblo que levanta las banderas del cambio democrático y patriótico y se suma a la lucha.

La amplia unidad política y social que se viene construyendo al calor de la lucha es un hecho de suma importancia que hay que preservar, profundizar y extender. Solo construyendo una correlación popular, favorable al cambio verdadero, es posible derrotar a los planes reaccionarios y abrir un nuevo rumbo a nuestra patria. Hoy es el momento de actuar unidos junto a las masas. Participemos activa y unitariamente en las movilizaciones que se convocan en defensa de la voluntad popular”.

Foro de Sao Paulo. Respetar la voluntad del pueblo peruano

En una actividad del Foro de São Paulo, junto con el Grupo Puebla, la COPPPAL, la CSL, Grupo Hermandad, Internacional Progresista, PIE y Grupo de Izquierda Europarlamentaria representantes de diversos partidos de izquierda y progresistas expresaron su respaldo al profesor Pedro Castillo presidente electo del Perú.

El Foro de Sao Paulo está convocando a una gran jornada continental en respaldo al pueblo peruano y al respeto a la democracia en el país andino.

El Frente Amplio analizó este miércoles el tema en la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales (CARIFA) que elevó por unanimidad una propuesta de declaración a los organismos de decisión y pide que los parlamentarios presenten en la Cámaras de Diputados y Senadores pronunciamientos por el respeto a la decisión soberana del pueblo peruano y en defensa de la democracia.