Mercaderes de la muerte: las complicidades de las trasnacionales europeas en los ataques a Yemen

El número de civiles muertos en Yemen desde el año 2015, se cuenta por miles.
0
12

A esta cifra hay que agregarle las muertes producidas por el hambre y las enfermedades.

Un análisis rápido de los responsables de estas muertes, permite ubicar a los ataques aéreos de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, como los mayores productores de muertes de civiles.

Ambos países, en conjunto, fueron los responsables de la intervención que en marzo de 2015 se desatara sobre Yemen.

Los efectos de estos ataques conjuntos de la mortífera coalición militar, han sido largamente documentados, ellos han tenido como blancos, mercados, hospitales y escuelas.

Si bien los integrantes de esta coalición son los responsables directos de lo que acontece, sus acciones no pueden comprenderse sin el análisis de cómo son sostenidos por las empresas transnacionales, con sede en Europa, quienes no han detenido sus acciones de suministros de armas, municiones y apoyo logístico.

Estas acciones de las grandes trasnacionales para sostener la aventura bélica de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, han sido autorizadas por los funcionarios del gobierno europeo, quienes han dado “el visto bueno” a las exportaciones, vía concesión de licencias.

Un informe del Centro Europeo de Derechos Humanos y Constitucionales (ECCHR), detalla que se han producido un total de 26 ataques aéreos, cuya responsabilidad recae sobre la coalición liderada por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Todos ellos, afirma el reporte, “pueden constituir crímenes de guerra”.

El reporte insta a la Corte Penal Internacional (CPI) a que se investigue la responsabilidad legal de los autores corporativos y políticos de Alemania, Francia, Italia, España y Reino Unido, ya que, sin la complicidad de ellos, estas acciones serían imposibles.

El pedido de investigación a la CPI ha sido firmado por, ECCHR, Mwatana for Human Rights (Yemen), Amnistía Internacional (Francia), la Campaña contra el comercio de armas (Reino Unido), Centre Delàs (España) y Rete Disarmo (Italia).

La denuncia se sustenta en los estudios realizados por Forensic Architecture, en colaboración con el European Center of Contitutional and Human Rights (ECCHR), Mwatana for Human Rights, Yemeni Archive y Bellingcat.

Los estudios realizados, permiten ilustrar cómo las industrias armamentísticas y los gobiernos europeos siguen beneficiándose de la guerra en Yemen mediante la exportación de armas a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU). 

De acuerdo al Informe, la aplicación de “técnicas gráficas y cartográficas a la información obtenida a partir de una amplia investigación de campo, una investigación de código abierto y un análisis jurídico”, es posible ilustrar “el impacto de las exportaciones de armas europeas en los continuos ataques contra civiles, infraestructuras civiles y lugares con patrimonio cultural”.

La investigación, que documenta la complicidad en los suministros de armas y municiones, de las empresas trasnacionales se realiza “mapeando” las relaciones entre “los ataques aéreos que se han documentado, los restos de armas europeas encontrados y una cronología de las exportaciones de armas de los países europeos a la coalición”.

La articulación de esta información permitió el diseño de una plataforma donde se muestra que las exportaciones de las trasnacionales, continuaron a pesar “de las pruebas constantes y abrumadoras de las atrocidades en Yemen vinculadas a las armas europeas”.

“Esta herramienta permite aportar datos e información de manera visual y accesible al público general sobre las exportaciones de armas, a la vez que refuerza las acciones de incidencia con un soporte visual que muestra las responsabilidades de los países europeos en el conflicto”, destacó Jordi Calvo, coordinador e investigador del Centre Delàs d’Estudis per la Pau.

Desde diciembre de 2019, ECCHR, Mwatana for Human Rights y otras organizaciones europeas asociadas entre las que se encuentra el Centre Delàs d’Estudis per la Pau, han pedido a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigara las responsabilidades penales de los ejecutivos corporativos y gubernamentales de Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido. 

En su demanda a la CPI, estas organizaciones denuncian que, “al emitir autorizaciones de exportación y exportar armas a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, estos actores europeos pueden estar contribuyendo a graves violaciones del derecho internacional humanitario en Yemen, incluidos crímenes de guerra”.

“La guerra en curso en Yemen ha causado la muerte y las heridas de miles de civiles. Las autoridades fiscales internacionales y nacionales que están investigando las responsabilidades penales de los actores europeos corporativos y gubernamentales que alimentan los crímenes en Yemen pueden utilizar la plataforma como una herramienta de apoyo”, señaló Canelle Lavite, del ECCHR, quien agregó que la plataforma interactiva creada a partir de las investigaciones realizadas “puede ser utilizada por todo aquel que esté interesado en saber más sobre el papel de los actores europeos en la guerra”.

Por su parte uno de los miembros de Arquitectura Forense, Omar Ferwati explicó que la plataforma “muestra que las empresas de armas europeas y los países europeos son fundamentales para que la Coalición pueda continuar su asalto a los civiles en Yemen. La plataforma también demuestra cómo su continuo comercio de armas, a pesar de la abrumadora documentación de las violaciones, hace que las empresas y los países europeos sean inexcusablemente cómplices de posibles crímenes de guerra”.

La plataforma creada, así como información adicional, puede encontrarse en el siguiente enlace: https://yemen.forensic-architecture.org/