Putin denuncia el episodio del HSM Defender como una provocación conjunta de Gran Bretaña y Estados Unidos

0
18

El pasado 23 de junio, el destructor británico HMS Defender se adentró 3 kilómetros en aguas territoriales rusas, una acción que desató la inmediata respuesta de las fuerzas navales de Rusia, quienes se vieron obligadas a realizar disparos de advertencia.

La maniobra fue calificada por el Ministerio de Defensa ruso, como una flagrante violación de la convención de la ONU sobre el derecho del mar, al tiempo que, desde la Cancillería se instaba a Londres para que investigara a la luz de los hechos las acciones del HMS Defender.

De acuerdo a Rusia Today (RT), el presidente Vladimir Putin calificó el hecho como una provocación.

“La provocación fue llevada a cabo no solo por los británicos, sino también por los estadounidenses” declaró el mandatario ruso, quien agregó que, previamente al avance del buque británico, un avión de reconocimiento estadounidense despegó de Creta la mañana de ese día. Lo veíamos bien, lo observábamos y era obvio que estaban tratando de revelar nuestras acciones con la ayuda de un avión de reconocimiento. Lo vimos y lo supimos», afirmó Putín en el programa televisivo Línea Directa.

En sus declaraciones, Putín descartó que el hecho hubiera conducido al comienzo de una posible Tercera Guerra Mundial.

«No, no lo creo. Incluso si hubiéramos hundido el barco, es poco probable que estuviéramos al borde de la Tercera Guerra Mundial. Quienes hacen esto comprenden que no pueden salir victoriosos de esta guerra. En nuestro territorio, luchamos por nosotros y por nuestro futuro», enfatizó el mandatario ruso.

De acuerdo a la agencia RT, Putín “lamentó que el incidente ocurriera poco después de la cumbre que mantuvo con Joe Biden en Ginebra el 16 de junio”.

«La pregunta es: ¿por qué era necesario cometer una provocación de este tipo? ¿Para enfatizar que no respetan la elección de los crimeos a favor de la reunificación con la Federación de Rusia? No lo reconocen. Bueno, está bien, no lo reconozcan, ¿pero para qué llevar a cabo provocaciones de este tipo?», señaló Putin.

En sus valoraciones sobre lo sucedido el mandatario enfatizó que el acercamiento a las fronteras rusas era una especie de respuesta “a la finalización de las maniobras militares rusas cerca de las fronteras de Ucrania”.

«Montaron un gran escándalo por el hecho de que estábamos realizando ejercicios en nuestro territorio cerca de las fronteras ucranianas. Di instrucciones al Ministerio de Defensa para que los terminara tranquilamente y retirara las tropas, si alguien estaba tan preocupado. Lo hicimos. Pero en lugar de responder positivamente y decir: ‘De acuerdo, entendemos su reacción a nuestra indignación’ ¿Qué hicieron? Se han acercado a nuestras fronteras», concluyó expresando el presidente de la Federación Rusa.

Comentarios cerrados.