Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Hambre de soluciones

0
276

Por Micaela Melgar

265 millones de personas en el mundo van a estar cerca o directamente van a morir de hambre en el 2020. Esto pasa en un mundo donde hay comida, pero donde las personas no ganan los suficiente como para comprar esa comida y comerla.

La recesión global tiene peores estimaciones que al inicio de la pandemia: se proyecta una caída del 4.9% mundial, y del 9.4% en América Latina. La ONU prevé que el COVID-19 puede incrementar entre 83 y 132 millones el número total de individuos subnutridos (1).

En el mundo hay 2.000 millones de trabajadores y trabajadoras informales, de los que 1.600 millones ya perdieron su fuente laboral de acuerdo a la OIT. En Uruguay hay 200.000 personas en seguro de paro y decenas de miles de desocupados sin contar a la cantidad de personas desestimuladas a siquiera buscar trabajo.

Si se mantienen estas tendencias, el número de personas aquejadas de hambre sobrepasaría los 840 millones en el mundo para el 2030; América Latina y el Caribe es la región donde crece más la inseguridad alimentaria. Los niños y las niñas son quienes se ven en mayor medida afectados por la ausencia de alimentación y por su mala calidad.

Las consecuencias relacionadas a la falta de alimentación en los primeros años de la vida de una persona no son necesarias de ser listadas, porque todo el mundo lo sabe, pero por las dudas: la falta de alimentación afecta el desarrollo cerebral, interfiere con el aprendizaje, debilita el sistema inmunológico y aumenta el riesgo de infección y, en muchos casos, de muerte. En el mundo 149 millones de niños padecen de retraso en el crecimiento, o son demasiado pequeños para su edad, 50 millones de niños sufren de emaciación, o son demasiado delgados para su estatura, y 340 millones de niños –es decir, 1 de cada 2– sufren carencias de vitaminas y nutrientes esenciales, como la vitamina A y el hierro.

Solo en Montevideo hoy hay al menos 500 ollas populares que brindan alimento a entre 120 y 200 personas cada una. Para las personas que enfrentan la inseguridad alimentaria, las opciones de quedarse en las casas sin dinero ni alimento es potencialmente más peligroso que el riesgo de contraer el virus; por lo que el apoyo estatal para la sobrevivencia se configura como la única salida posible para frenar esta situación.

El 11 de marzo en el decreto 90/2020 el gobierno de Lacalle Pou decidió reducir el gasto de funcionamiento de todos los ministerios un 15%, exhortar a los organismos descentralizados a hacer lo mismo; solo cubrir 1 de cada 3 vacantes (excepto en Salud, Interior, Educación y Defensa) y reducir 40% las contrataciones de terceros.

El Ministerio de Desarrollo Social tiene asignado para este año $9.993:000.000, sin embargo el crédito afectado para el período es de $7.451:000.000 (2). Exactamente un 15% menos del total. Salud, Educación y Cultura, Interior y Defensa no desimputaron el 15%. El Ministerio de Desarrollo Social -donde funciona el Instituto Nacional de Alimentación- sí lo hizo.

El gobierno de Lacalle Pou aumentó las tarifas públicas (y hoy amenaza con desconectar servicios de electricidad a deudores), eliminó los 2 puntos de devolución del IVA por utilización de medios electrónicos de pago, rebajó el salario, desmanteló el Mides y se negó al otorgamiento de una renta básica de emergencia.

La renta básica de emergencia aseguraría la alimentación de la población en riesgo y prevendría la caída de miles de personas en la pobreza. «Mantener la pobreza en los niveles de 2019, implica poco menos de mil millones de pesos mensuales adicionales, es decir aproximadamente 22 millones de dólares mensuales. Desarrollar esta política por un año representa un costo anual de 0.44% del PIB de 2019»(3).

«El Estado hizo el esfuerzo que podía hacer, que no fue suficiente, pero la cantidad de gente que se puso a remar en ollas populares, que empezó a juntar alimentos, que repartió canastas(…). Esos héroes anónimos que en Uruguay surgen con mucha fuerza fueron fundamentales para que nadie pase hambre” dijo hace unos días el Presidente de la República.

«A medida que la pandemia y la crisis del empleo evolucionan, más acuciante se vuelve la necesidad de proteger a la población más vulnerable», dijo Guy Ryder, Director General de la OIT. «Para millones de trabajadores, la ausencia de ingresos equivale a ausencia de alimentos, de seguridad y de futuro». La OIT insta por la adopción de respuestas políticas urgentes y significativas. Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea llegaron este martes de madrugada a un acuerdo para poner en marcha un billonario plan de recuperación económica tras la pandemia de coronavirus: el fondo de emergencia otorgará 390.000 millones de euros en transferencias a fondo perdido y 360.000 millones de euros de préstamos a bajo interés. La Agrupación Nacional francesa, La Liga italiana y el partido español Vox, entre otros expositores de la extrema derecha estuvieron en contra del histórico acuerdo (4).

Ayer la Red de ollas populares, con el apoyo del PIT-CNT, hizo una gran olla popular en la plaza Independencia, frente a la Torre Ejecutiva, y entregó miles de firmas a Presidencia de la República en reclamo de un ingreso básico de emergencia.

Se puede hacer del mundo un lugar que no sea una pesadilla; y hoy en Uruguay se puede actuar a tiempo para frenar el peor devenir de los últimos años; es urgente la instalación de un gran diálogo social que aporte soluciones colectivas y genere grandes acuerdos nacionales. Hay que estar a altura, el gobierno tiene que responder antes que sea tarde; toda la vida es ahora.

Citas:

  1.  Todos los datos de esta nota son de: la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO); el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola; el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos; y la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  2. Ver intervención del senador Daniel Olesker en la comisión de Población, Desarrollo e Inclusión el 6 de julio del 2020.
  3. https://ladiaria.com.uy/articulo/2020/5/instituto-de-economia-de-la-udelar-concluye-que-en-abril-unas-100-mil-personas-cayeron-por-debajo-de-la-linea-de-pobreza/
  4. https://ladiaria.com.uy/politica/articulo/2020/7/la-ue-aprobo-un-acuerdo-para-la-recuperacion-economica-de-los-paises-mas-afectados-por-la-pandemia-de-coronavirus/

Relacionado:

Comentarios cerrados.